-
-
1.566 m
622 m
0
26
53
105,48 km

Погледана 17 пут(a), скинута са сервера 1 пут(a)

близу Salardú, Catalunya (España)

Etapa 4: Salardú-Gripp

ETAPA CORTA DE APENAS 100 KM Y CON PERFIL EN DIENTE DE SIERRA QUE NOS HARÁ SUPERAR EL ECUADOR DE NUESTRA TRAVESÍA Y NOS ADENTRARÁ EN EL PIRINEO FRANCÉS ATRAVESANDO VALLES MIENTRAS VAMOS ASCENDIENDO Y ENCADENANDO POR UNAS TRANQUILAS CARRETERAS TRES ENCANTADORES Y FAMOSOS PUERTOS PIRENAICOS HABITUALES DEL TOUR.

Iniciamos nuestra etapa en Salardú descendiendo rápidamente todo el valle hasta llegar a Vielha, donde nos juntaremos en una rotonda con la transitada carretera N-230 que deberemos seguir en dirección hacia Bossost. Hasta este punto nos separan todavía 15 km que cubriremos rápidamente gracias a su suave pero continuado descenso.

Al entrar en Bossost, situado a 720 m nos toparemos con una rotonda que nos hará dejar la N-230 para iniciar nuestro primer ascenso del día, el Col de Portilhon de 1.292 m. Este puerto que salva 570 m de desnivel en apenas 8,3 km, es quizás el puerto menos duro del día, si bien no debemos menospreciarlo ya que más de la mitad de su ascensión la realizaremos por encima del 7% e incluso una pequeña rampa que llega al 17%.

Como curiosidad cada curva de herradura de este puerto tiene el nombre de un corredor español que ha ganado el Tour de Francia, así como una estatua conmemorativa situada en un mirador en el Km. 4,8. Prácticamente toda la subida se hace cubierto por árboles, y tanto el bosque de pinos y abetos como la vegetación exuberante que nos ofrece su parte final compensará el esfuerzo realizado durante la subida.

Una vez superado el puerto, cambiaremos de vertiente y bajaremos en un rápido descenso hacia Bagneres de Luchon, mítica ciudad ligada al Tour de Francia conocida por su estación termal y enclave estratégico para encadenar cimas pirenaicas con la bicicleta. Desde aquí mismo comenzaremos nuestra segunda ascensión del día: el Peyresourde, otro puerto mítico situado a 1.569 m. de altitud.

En los 14 kilómetros de subida que nos separan hasta la cumbre superaremos más de una decena de tramos de más del 10% en una continua subida con una pendiente media del 7,5% que en sus 11 kilómetros finales apenas tiene descansos, y que nos hará disfrutar y sufrir sobre la bicicleta a partes iguales. Mientras vamos ganando altura, y si el tiempo nos lo permite, podremos apreciar unas preciosas vistas sobre el valle y observar los tramos de carretera superados que van quedando cada vez más abajo.

Al llegar a la cima, que es frontera entre los departamentos franceses de alta Garona y altos Pirineos, nos encontraremos con una cabaña crepería que nos ofrece comer crêpes con miel a un módico precio como premio a nuestra ascensión.

A partir de aquí tenemos 20 kilómetros de continuado descenso hasta Arreau, con dos tramos bien diferenciados. En el tramo inicial de descenso y hasta llegar a Camors la pendiente es bastante pronunciada y perderemos altura rápidamente, y a partir de este punto la pendiente se suaviza aunque la carretera se sigue notando en ligero descenso y nos ayudará a pedalear sin demasiado esfuerzo hasta la localidad de Arreau, donde haremos un alto en el camino para avituallarnos antes de acometer nuestra última ascensión del día, el col de Aspin.

El inicio de este puerto desde Arreau es bastante irregular, ya que después de un par de kilómetros bastante asequibles nos toparemos con un tramo duro cercano al 10%, aunque después de superarlo, el porcentaje vuelve a suavizarse. Los porcentajes de los kilómetros que nos restan hasta la cumbre son bastante irregulares variando desde un 5,5% hasta el 9% con tramos intercalados que superarán los dos dígitos. Aunque no es un puerto excesivamente duro al tratarse del tercer puerto de la jornada, el cansancio acumulado en nuestras piernas se hará notar, sobre todo en los kilómetros finales donde la carretera se empina un poco más.

Al coronar el puerto a 1.489 m disfrutaremos de una panorámica espectacular con bonitas vistas al valle que acabamos de remontar y con el Pic du Midi dominando al fondo. Desde aquí comenzaremos con el rápido descenso de 12 kilómetros que nos llevará por la carretera D918 hacia Campan, si bien no tenemos por qué llegar hasta allí, ya que en la localidad de Ste. Marie de Campan esta carretera comienza ya su ascensión hacia el Coll del Tourmalet, que ascenderemos en la próxima jornada.

En Ste. Marie de Campan y nada más girar a la izquierda para coger la carretera que asciende al Tourmalet, encontraremos junto a una fuente una estatua en homenaje a Eugene Christophe, otra de las muchas leyendas y anécdotas que existen alrededor del Tour. Este ciclista lideraba en 1.913 el Tour y en el descenso del puerto rompió la horquilla de su bicicleta, teniendo que caminar 10 km con la bici al hombro hasta llegar a ese pueblo donde encontró una herrería y él mismo se forjó una nueva horquilla que le permitió continuar en carrera, aunque ya sin ninguna posibilidad de victoria.

A la hora de pernoctar podremos hacerlo en cualquiera de las muchas casas del valle que ofrecen habitaciones a los numerosos ciclistas que se encuentran de vacaciones recolectando puertos por la zona. En nuestro caso encontramos una casa agradable en Gripp, a unos 4 kilómetros carretera arriba de Ste. Marie de Campan, donde finalizaremos esta preciosa etapa y recuperaremos fuerzas antes de acometer el temido Tourmalet y la etapa reina de nuestro viaje.

View more external

Коментари

    You can or this trail