Вријеме  један сат 51 минуте

Број тачака 6521

Uploaded 23.11.2017.

Recorded новембар 2017

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
93 m
9 m
0
1,2
2,4
4,75 km

Погледана 1108 пут(a), скинута са сервера 53 пут(a)

близу Almería, Andalucía (España)

Hora Inicio: 11/17/2017 12:17
Hora Fin: 11/17/2017 14:08
Distancia recorrida: 4,7 km (01:51)
Tiempo en movimiento: 01:02
Velocidad media: 2,56 km/h
Vel. en Mov.: 4,55 km/h
Velocidad Máxima: 18,6 km/h
Altura Mínima: 8 m
Altura Máxima: 92 m
Velocidad Ascenso: 150,2 m/h
Velocidad Descenso: -192,5 m/h
Ganancia Altitud: 146 m
Pérdida Altitud: -164 m
Tiempo Ascenso: 00:58
Tiempo Descenso: 00:51



Alcazaba de Almería. Plano. (Fuente wikipedia)


Visita esperada esta para ver la Alcazaba de Almería y el recinto fortificado. Por ello, aprovechando la visita a Almería para realizar la I Desertica - 2017, fuimos a ver esta imponente construcción que domina la ciudad andaluza de Almería.

No puedes perderte, al finalizar la visita, una buena sesión de tapas y cañas en la zona vieja, donde no te sentirás defraudado por la calidad y cantidad de ambas.



Si, esto es una tapa en Almería...


Fuente: www.wikipedia.org
La Alcazaba y Murallas del Cerro de San Cristóbal de la ciudad española de Almería es uno de los conjuntos monumentales y arqueológicos árabes más importantes de la Península Ibérica. Sus casi mil años de historia nos ha permitido conocer la evolución experimentada en la arquitectura civil y militar durante la dominación árabe en Andalucía, debido a su construcción en diferentes fases y épocas, así como el origen y evolución de la ciudad.

Situadas en un cerro aislado, la Alcazaba es una sólida y extensa fortaleza con murallas de más de tres metros de anchura y cinco de altura, formando un recinto cerrado sobre sí mismo, pero conectado con los lienzos de la Muralla que configuran y dan sentido a su propio desarrollo, dentro de una unidad más compleja, como es la fortificación de la ciudad, en el que el barranco de la Hoya y el cerro de San Cristóbal mantiene una conexión directa con la Alcazaba, tanto física como visual, creando un conjunto de extraordinaria magnitud. La Alcazaba queda al sur conectada con la ciudad, y al norte el Cerro de San Cristóbal, que termina por definir un espacio único, de indudable interés cultural.

En el año 2010 la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre - Real Casa de la Moneda de España, como parte del «Programa Capitales de Provincia y Ciudades Autónomas» acuñó en la moneda de 5 euros correspondiente a Almería una imagen de este monumento.

El entorno que describe a este Bien de Interés Cultural, denominado «Conjunto Monumental de la Alcazaba de Almería y Murallas del Cerro de San Cristóbal», comprende las parcelas, inmuebles, elementos y espacios públicos y privados comprendidos dentro de la línea de delimitación que figura en el plano de delimitación del entorno afectado. Dicho entorno delimitado, en líneas generales, no se encuentra muy alterado ya que se trata del Barranco de la Hoya, que es un amplio espacio sin ningún tipo de edificación, que refuerza la imagen de la Alcazaba y Murallas. El resultado es un entorno poligonal de tendencia cuadrangular, con una superficie de 37,652 hectáreas, cuyo eje, en dirección este-oeste, queda constituido por la Hoya.
Plano del conjunto defensivo de la Alcazaba y la Muralla del Cerro de San Cristóbal.

La ciudad de Almería (en la comunidad autónoma de Andalucía, España) fue fundada en el siglo X por el califa Abderramán III como atalaya defensiva de la ciudad prominente en ese momento, Pechina (de ahí el nombre en árabe Al-Mariyya Bayāna المرية بيانة). La ciudad tenía un castillo fortaleza o alcazaba y una muralla que rodeaba toda la medina y los arrabales. La Alcazaba es uno de los puntos de interés turístico más emblemáticos de Almería, junto a la Catedral. Es visible desde cualquier punto de la ciudad, sobre todo su imponente Torre del Homenaje, y de visita muy agradable.

Fue en el año 955 cuando el primer califa de Al-Ándalus, Abd al-Rahman III, mandó construir la Alcazaba sobre los restos de una fortaleza anterior. Su intención era proteger la que por entonces era la ciudad más grande de la zona, la actual Pechina.​ El recinto cuenta con tres partes diferenciadas: dos de origen y estilo árabe y una posterior, cristiana.

Fue en el año 1940, al poco tiempo de acabar la Guerra Civil, cuando se empezaron a realizar trabajos de restauración en este lugar. Un año más tarde, Francisco Prieto-Moreno, quien una vez fue el conservador de la Alhambra, se puso al mando de estas primeras obras; no fue sino hasta 1970 cuando abandonó el puesto. Durante este periodo, lideró las intervenciones para realizar los actuales jardines del Primer Recinto y la Casa del Alcaide, además de obras de otra clase, tales como consolidaciones del terreno, excavaciones, restauraciones, ajardinamiento y los accesos.

Entre los años 1951 y 1954, se realizó la segunda campaña de excavación, centrada en el área palaciega del conjunto y fue la primera intervención arqueológica realizada sistemáticamente, siendo utilizada una metodología específica. El responsable de estos trabajos fue F. Ochotorena, con colaboraciones esporádicas de Luis María Llubiá, Martín Almagro y A. Arribas. Después de varias intervenciones de limpieza, trabajos de documentación de las ruinas y la realización del inventario de gran parte del material arqueológico, producidos entre 1986 y 1987, siendo Lorenzo Cara el responsable, en 1989 se intervino en la zona más al Norte de la zona privada del palacio, el área de servicio y los baños públicos. Poco más tarde, entre los años 1993 y 1995, se realizaron otros trabajos, que estuvieron adscritos a la quinta fase del proyecto de restauración, esta vez dirigido por el arquitecto Ramón de Torres. Estas excavaciones fueron centradas en la muralla septentrional, en el sistema de canalización del agua y en los accesos al Primer Recinto, y fueron dirigidas primero por Domingo Ortiz, y Carmen Mellado, posteriormente.

La mayoría de los objetos y restos arqueológicos hallados en el Conjunto se encuentran depositados en el Museo de Almería, si bien es cierto que algunas de las piezas recuperadas en la primera intervención se trasladaron al Museo de la Alhambra.

Se cree que antes de la existencia de lo que hoy conocemos como Alcazaba, en el mismo cerro existía una rábida cuya construcción fue fechada a mediados del siglo IX, con la intención de defender los arrabales de los normandos entre los años 840 y 861.6
Se diseñó como una edificación de defensa ubicada dentro de la ciudad de Almería, exactamente en el norte del Casco Histórico. Una alcazaba es una ciudadela construida en varios niveles que suele ocupar toda una elevación de terreno. Tiene muros con torres de defensa, calles, casas y mezquita. Su perímetro es de 1 430 metros.

En el año 955 Abderramán III concede a Almería la categoría de medina. Es en ese momento cuando se comienza a construir la Alcazaba. Se construye también la mezquita mayor y las murallas que rodean la ciudad. La Alcazaba fue una fortaleza militar y al mismo tiempo sede del gobierno. Desde este lugar se domina la ciudad y el mar. Se perfeccionó todo el conjunto y se engrandeció con Almanzor y más tarde alcanzó su máximo esplendor con Jairán, primer rey independiente taifa, entre los años 1012 y 1028.

Su entrada se encuentra en la calle Almanzor, paralela a la muralla, que lleva tras unas escaleras en zig zag rodeadas de vegetación al primer recinto del castillo, tras la Puerta de la Justicia.



Es un amplio lugar que corresponde a lo que fue campamento militar y refugio para la población en caso de asedio. Contaba con buenos aljibes, de los cuales hoy podemos ver uno en ruinas al descubierto, y uno de los pozos que se utilizaban para subir el agua una altura de 70 metros.

La entrada se realiza por la llamada Torre de los Espejos,​ que aloja la Puerta de la Justicia.​ Según la tradición, en esta torre existía un sistema de espejos cuya misión era hacer señales a los barcos que llegaban al puerto, esperando contestación, y descubriendo así a los enemigos. En el extremo más oriental está el Baluarte del Saliente, que hoy aloja las oficinas del monumento.


Hacia el año 1522 hubo un terremoto que destruyó gran parte de la ciudad, resultando este recinto gravemente afectado. Aunque se conoce el uso que se hacía de esta parcela, se desconoce por completo su aspecto original, pues no se han encontrado documentos o imágenes que describan la fisonomía interior del primer recinto. Es por esta razón por la que, a la hora de restaurar la Alcazaba, se decidió realizar una serie de jardines y ornamentos a semejanza de la Alhambra de Granada. Los suelos empedrados, los pequeños canales que recorren los desniveles del terreno con el transcurrir del agua, los setos, las fuentecillas y los árboles son elementos que se desconoce si originalmente ocupaban estos terrenos, pero que hacen más agradables las visitas.



El Muro de la Vela separa el primer recinto del segundo, aunque se accede desde este último. Se llama así porque allí se levantaba la Campana de la Vela, que anunciaba varios eventos cuando tenían lugar: barcos que entraban en la bahía, peligro, fuego, etc. Fue mandado construir por el rey Carlos III. La campana reunía con su toque a los defensores de la fortaleza. En otras épocas sirvió para marcar la hora del agua a los regantes, como toque de queda y como cierre de las puertas de las murallas y salida de las patrullas. También se la oía en las noches de tormenta.​ Está cobijada por una cruz y tiene un nombre: Santa María la Mayor (Todas las campanas tienen un nombre propio).

Segundo recinto
Era la residencia para gobernantes, guardia y servidores. En realidad era la ciudad palaciega con dependencias como mezquita, casa, baños, aljibes, tiendas, etc... También existen los baños de la tropa, que sigue el modelo de los baños romanos. Debido a los terremotos que asolaron la provincia en la Edad Moderna apenas quedan algunos restos en pie pero ofrece un gran yacimiento arqueológico el cual es aún hoy investigado.





Hoy, son visitables el aljibe, el Muro de la Vela, la Ermita de San Juan, antigua mezquita reconvertida por los Reyes Católicos; y dos reproducciones de casas originales, reconstruidas de sus ruínas durante los años 1960,​ y que albergan exposiciones de objetos de la época.

En el segundo recinto queda en pie una pared en su cara norte, que correspondía al Palacio de Almotacín, del siglo XI, y que cuenta con dos aberturas hacia el barranco de La Hoya.​ Existe una leyenda referente al lugar. Antes de que este recinto se transformara en ruinas, esta era la residencia de Almotacín, en la que disponía de un harem. Una noche, esperando a su concubina favorita, de nombre Galiana, el rey quedó esperando. En realidad, ella había acudido a liberar a un preso cristiano que cantaba todas las noches a su hermosura. Cuando él se estaba descolgando por esta ventana con la ayuda de unos paños de seda que la odalisca había anudado, apareció la guardia, por lo que decidió soltarse para evitar ser apresado de nuevo, muriendo al llegar al suelo. Tras ver despeñarse a su amado, la concubina empezó a llorar en el alféizar de la ventana, muriendo de lástima poco después.​ Este es un relato que cuenta la dificultad de la convivencia de las dos culturas que había en la ciudad.​



Tercer recinto
Se trata de la parte más moderna de todo el conjunto. Tras la toma de Almería el 26 de diciembre de 1489, los Reyes Católicos mandaron construir un castillo en la parte más occidental y elevada, adaptado a las nuevas necesidades militares y a la artillería. Se empezó a construir en 1490 y se acabó en 1534, reinando Carlos I.17​ A este espacio, protegido por tres torres semicirculares, llamadas del Homenaje, de la Noria y de la Pólvora,​ y un foso, se accedía a través de un puente levadizo.

El interior se organiza en torno al Patio de Armas, dominado por la Torre del Homenaje. Destacan la Torre de la Noria del Viento y la Torre de la Pólvora. En el centro del patio existe un aljibe rectangular y un silo acampanado que en el pasado también sirvió como mazmorra. Los sillares con los que se construyeron los muros de este recinto están marcadas con toda clase de símbolos basados en figuras geométricas. No fueron hechas después de colocarlas, sino al momento de tallarlas. Son las firmas de las cuadrillas de canteros que las esculpieron, ya que su salario se basaba en la cantidad de piedras que eran capaces de realizar, pudiendo así identificar al creador de cada uno de los bloques.​ Gracias a estas huellas, hoy se piensa que algunos de estos trabajadores también colaboraron en la construcción de la Catedral de la ciudad, pues se han encontrado las mismas marcas. Se han contabilizado más de 25 marcas diferentes en todo el recinto.​

Torre del Homenaje
La Torre del Homenaje es la más grande de todas las que rodean el tercer recinto de esta alcazaba. A diferencia de las demás, tiene planta cuadrada y no redonda, lo que responde a su uso como residencia. En su fachada principal, el marco de la puerta está preparado para alojar el escudo de Carlos I, aunque nunca llegó a estar ahí.17​ En su interior recogía exposiciones del Centro Andaluz de la Fotografía, hasta noviembre de 2016.10​ Inaugurada el 13 de julio de 2017, la exposición 'Alcazaba, patrimonio de cine' se sitúa en el interior de la Torre del Homenaje y ofrece al visitante atrezo original de películas como 'Patton', 'Conan el bárbaro', 'El viento y el león', 'Los cuatro mosqueteros', 'Marchar o morir' y 'Resucitado'. También incluye paneles con fotografías de rodaje, planos de archivos y explicaciones y anécdotas sobre algunas de las treinta y dos producciones para cine y televisión que se han rodado en la Alcazaba o su entorno desde 1963. La muestra, que ha contado con la participación de la Asociación Almeriacine en labores de documentación e investigación, estará abierta hasta el 28 de enero de 2018. Junto a la Casa del Alcaide se muestra un banco original utilizado en el rodaje de la sexta temporada de la conocida serie de HBO 'Juego de tronos', cuando la Alcazaba se convirtió en Lanza del Sol, la capital del reino de Dorne. De forma paralela, se ha puesto en marcha una visita guiada con explicaciones sobre algunas de las más destacadas escenas rodadas a lo largo de los tres recintos.

Torre de la Pólvora
Situada en el extremo más occidental de la construcción, la torre de la Pólvora se usaba para almacenar los explosivos que se utilizarían en las armas de la fortaleza. Hacia 1845 se le instaló el que sería el primer pararrayos de la ciudad, como elemento de seguridad para prevenir posibles explosiones accidentales como la acaecida en 1707 por la caída de un rayo sobre esta. Para su construcción se colocaron tres puntas de platino, que fueron compradas en París a un coste de 25 francos cada una, y una aguja situada a ocho varas de altura, con el depósito de evacuación excavado en el cerro exterior. El precio final de todo el proyecto fue de 2 766 reales de vellón. Dado que las arcas municipales no podían hacer frente a tal gasto, se recurrió a las familias locales más adineradas para que realizaran donaciones a tal efecto.

Muralla de Jayrán


La muralla del Cerro de San Cristóbal es lo que hoy permanece en pie de la antigua muralla que rodeaba toda la ciudad. A pesar de que se han encontrado más secciones de dicha muralla en otras zonas de Almería, como en los cercanos refugios subterráneos de Almería,​ esta es la única parte que siempre se ha encontrado al aire libre y no ha sido descubierto posteriormente en estado de ruinas. Originalmente, su nombre era monte Laham,​ que en árabe significa carne. Su nombre católico procede del corto periodo en el que Almería estuvo bajo el dominio de Alfonso VII, en el que se erigió un castillo dedicado a San Cristóbal, hoy en estado de ruina progresiva. Fue erigida para proteger el antiguo barrio de La Musalla, en tiempos de Abderramán III, entre los años 1012 y 1028.

La muralla cuenta con un total de siete torreones: tres de planta cuadrada de origen árabe, y cuatro de planta circular de origen cristiano, erigidas por orden de Alfonso VII en el año 1147.

Estatua del Sagrado Corazón de Jesús
Monumento al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de San Cristóbal.
Se trata de una imagen, erigida durante los años 1930, sito en lo más alto del Cerro de San Cristóbal. Está realizada en mármol de la localidad almeriense de Macael.​ Fue restaurada el año 2000.
A la derecha se ve la Muralla de Jairan que llega hasta el Cerro San Cristobal
Junto a este aljibe se encuentra la Ermita Mudejar, en reconstrucción durante mi visita (aunque cuando la terminen no tendrá nada de la epoca, aparentemente)
Para tener una idea de como era la distribución en la casa y las estancias que había.
Junto con algunos de los enseres y objetos cotidianos.


Nombre: Segment 1
Hora Inicio: 11/17/2017 12:17
Hora Fin: 11/17/2017 14:08
Distancia recorrida: 4,7km (01:51)
Tiempo en movimiento: 01:02
Velocidad media: 2,56 km/h
Vel. en Mov.: 4,55 km/h
Velocidad Máxima: 18,6 km/h
Altura Mínima: 8 m
Altura Máxima: 92 m
Velocidad Ascenso: 145,7 m/h
Velocidad Descenso: -205,3 m/h
Ganancia Altitud: 143 m
Pérdida Altitud: -172 m
Tiempo Ascenso: 00:58
Tiempo Descenso: 00:50

5 коментар(а)

  • Слика од Cientounero-60

    Cientounero-60 26.11.2017.

    Bonita visita. Muy interesante.

  • Слика од TRIKINEITOR

    TRIKINEITOR 28.11.2017.

    Hola Cientounero-60, gracias por tu comentario y valoración.
    Si, la verdad es que ya tenía ganas de visitar la Alcazaba y no defraudó. Queda mucho por hacer, pero este tipo de trabajos ha de realizarlo gente especializada para restituirlo a una situación creible, nada de emplear hormigón y encofrado para tapar muros o paredes, y eso cuesta mucho dinero.
    Saludos.

  • Слика од TITA MANA

    TITA MANA 27.12.2017.

    Interesante visita.
    Bonitas fotografías.

  • Слика од SuperAscenhayvalapallica

    SuperAscenhayvalapallica 24.07.2018.

    Nuestra Alcazaba espléndida, no dejéis de visitarla y aprender de ella.

  • Слика од TRIKINEITOR

    TRIKINEITOR 24.07.2018.

    Hola SuperAscenhayvalapallica, gracias por tu comentario y valoración.
    Si. Llevaba tiempo queriendo visitarla y la verdad es que me gustó mucho. Quizás debieran poner una entrada, aunque fuese simbolica y ese dinero emplearlo en acelerar el proceso de rehabilitación y conservación.
    Saludos.

You can or this trail