-
-
7 m
-418 m
0
8.846
17.691
35.382,0 nm

Погледана 3647 пут(a), скинута са сервера 26 пут(a)

близу  Sevilla, Andalucía (España)

Esta es la ruta que en el siglo XVI llevaron Magallanes y Elcano en su periplo alrededor del mundo.
Si quereis saber más de aquel increíble viaje podéis verlo en mi blog.http://larosadelosvientos-andua.blogspot.com/2010/09/primus-circundedisti-me-el-primero-en.html. SI NO VISUALIZAIS BIEN EL TRACK DESDE WIKILOC UTILIZAR EL OTRO ENLACE QUE HAY EN MI BLOG.

View more external

El 8 de Julio de 1.521 recalan en la isla de Borneo al atardecer. Al día siguiente se acercan al barco 3 grandes naves con muchos indígenas abordo tocando unos grandes tambores, los nativos suben abordo y Caraballo, el nuevo capitán, les recibe amistosamente. Los españoles les hacen unas preguntas a los habitantes de las islas, la primera de ellas es si saben la ruta a seguir para llegar a las Molucas, la respuesta no puede ser más esperanzadora, claro que saben la ruta y además les pondrán en las naos dos guías para que les lleven hasta su destino. Otra pregunta es si en la isla tienen alguna especie de betún que les pueda servir para embrear las naves ya que se encontraban muy castigadas tras el largo viaje, la respuesta también es afirmativa. Los castellanos ven ahora muy cerca el éxito de la expedición. Permanecen en Borneo tres semanas, el rey de la isla les proporciona el betún que necesitaban y les invita a un banquete en su honor en su palacio, Caraballo temiéndose otra emboscada como la de Cebú el no acude al convite y manda a un grupo de hombres en el que se encontraba Elcano. Tras pasar varios días en el palacio son finalmente retenidos los castellanos, pero posteriormente dos de esos hombres son puestos en libertad, uno de ellos fue Elcano. Mientras tanto, las naos tuvieron algún altercado con nativos de la isla e hicieron prisioneros. Abandonan Borneo y se dirigen hacia el Norte.
La nao Victoria ya navega hacia casa, pero ahora está sola. Las otras cuatro naos que partieron con ella de Sevilla han ido abandonando la expedición en diferentes lugares y diversos motivos. La Victoria inicia su viaje en unas condiciones que hubieran austado a cualquier marino, pero aquellos valientes estaban decididos a llevar su nao hasta Sevilla.
El día 2 de agosto en la iglesia de Sta Mª de la Victoria, Magallanes jura ante Carlos I cumplir y hacer cumplir las instrucciones recibidas y se le entrega el estandarte real. En el acto se le nombra capitán general de la Armada del Maluco ( Molucas ), el resto de los mandos de la expedición , capitanes, maestres, pilotos, etc, hacen el mismo juramento. Tienen una semana para terminar de estibar en las bodegas todo lo necesario para el viaje. Por fin, el 10 de agosto de 1.519 a primera hora de la mañana, el pueblo de Sevilla despide a las 5 naos desde el muelle de Mulas. Navegan a vela ayudados por la corriente vaciante del río Guadalquivir, 2 días más tarde llegan a la desembocadura en Sanlucar de Barrameda tras recorrer las primeras 49 millas.
El día 27 de Diciembre al atardecer llegan a la isla de Buru y fondean para pasar la noche. Al día suguiente desembarcan unos cuantos hombres para conseguir más alimentos y agua, pues son conscientes del largo viaje que les quedaba por delante. Así, consiguen llevar al barco cerdos, cabras, gallinas, caña de azucar, cocos y otras frutas tropicales.
Frente al palacio del Duque de Medina Sidonia están fondeados más de un mes, tiempo dedicado a cargar agua dulce, vinagre y vino, algo esencial en aquellos tiempos. Pero la verdadera razón de este largo parón no es el de cargar esos elementos, el motivo principal fue vigilar los movimientos del Rey Juan II de Portugal, que estaba empeñado en impedir esa expedición. La víspera de la partida, Magallanes entrega a los capitanes de las naos un documento escrito y firmado con su puño y letra en el que aparece la derrota ( itinerario ) a seguir hasta llegar al primer puerto. La mañana del 20 de Septiembre toda la tripulación se dirige a la iglesia de Ntrª Srª de Barrameda donde cumplen con un requisito más, la confesión de sus pecados antes de zarpar. Luego vuelven a sus naves y cada maestre comprueba que en su nave no hay mujer a bordo y que no falta ningún tripulante. Poco después, Magallanes da la orden de desplegar las velas y levar anclas en el nombre de Dios, el navegará en la Nao Trinidad que irá en cabeza de la expedición. Ponen rumbo a las islas Canarias y con un viento de fuerza 3 a 4 consiguen navegar a 5 nudos. Les separan del archipiélago canario 720 millas.
Permanecen 37 días en la isla reparando las naos y consiguiendo agua y alimentos. Las tripulaciones no estaban satisfechas con el hacer del nuevo capitán, por lo que toman la decisión de destituirlo y nombran capitanes a Juan de Espinosa de la Nao Trinida y a Juan Sebastián Elcano de la Nao Victoria. Se cree que este hecho tuvo lugar el 16 de septiembre de 1.521, pues según los archivos conservados de la época fue ese día cuando Elcano dejó de recibir la paga de maestre para cobrar la de capitán. Tres días antes de partir muere un grumete. Al dejar la isla atacaron a algunos barcos de indígenas que iban cargados con frutas, sobre todo cocos.
Guiados por un indígena prisionero, llegan a la pequeña isla Sarangani el 28 de Octubre tras haber sufrido un duro temporal. Reponen más víveres y agua y retienen a otro nativo para que finalmente les lleve a las Molucas.
En la capa de Panoramio del Google Earth se pueden ver numerosas fotos del palacio y alrededores.
El 11 de Enero de 1.522 llegan a la isla de Alor y fondean para pasar dos semanas preparando la nave para la travesía del Índico y embarcando más víveres. Consiguen sacar la nave a una playa donde aprovechan las mareas bajas para carenar la nao, pues el casco iba a sufrir una dura prueba durante la larga travesía que les esperaba debido a las 43 toneladas que se estiman trajo la Victoria hasta Sevilla. Preparada la nave, el 25 de enero vuelven a la mar
El día 26 de Septiembre llegan a la costa norte de Tenerife, embarcan carne salada, agua dulce, leña, quesos y algunos alimentos frescos. Tras 3 días en este punto, se dirigen al sur de la isla donde esperarán la llegada de una carabela procedente de Sevilla... .
El viernes 8 de Noviembre, tres horas antes de la puesta del sol echan las anclas en la bahía de Tidore. Los castellanos estallan de júbilo y disparan toda su artillería en señal de alegría. Al día siguiente de su llegada el rey de la isla, llamado Zuratá Manzor, se acerca en una embarcación hasta los españoles y comienzan a negociar cordialmente la venta de las especias que los castellanos tanto deseaban. El rey Manzor pide a Espinosa y a Elcano que liberen a los indígenas que llevaban presos en las naos, a lo cual los castellanos acceden. Durante un mes y 10 días permanecen en el archipíelago haciendo intercambios para llenar las bodegas de las naos de especias. Durante ese periodo los nativos les ponen en sobreaviso de que los portugueses saben de su expedición y que tratan de encontrarlos para hundirlos, por lo que Espinosa y Elcano se dan prisa en la carga de las naos. Llega el día 18 de Diciembre, todo está preparado para partir, los oficiales españoles visten sus mejores galas para la ocasión y se despiden de Manzor y de otros reyes y principes de varias islas cercanas que visitaron para conseguir todo tipo de especias. La nao Victoria despliega las velas con todos los gallardetes y estandartes al viento e inicia su maniobra hacia mar abierto. Cuando en la Trinidad hacen lo propio se dan cuenta que empieza a entrar agua en la nave por una vía enorme. Todos los hombres se turnan para hacer funcionar a destajo las bombas manuales de achique y poder descargar parte de la mercancía que transportaban. Durante dos días intentaron solucionar el problema, pero finalmente se dan cuenta que la causa de la vía de agua es el sobrepeso que están soportando las naos. Por ello Elcano decide descargar de la Victoria 2.760 kg de especias. A la Trinidad se le da por perdida y tienen que tomar una decisión, parte de la tripulación se quedará en la isla de Tidore y esperará una futura expedición para volver a su patria, hubo muchos voluntarios que quisieron quedarse por lo que no fueron necesarios grandes sacrificios De esa forma, el 21 de Diciembre de 1.521, Juan Sebastian Elcano al mando de la Nao Victoria parte de las Molucas hacia Castilla con su nao repleta de especias. En la isla quedaron según el diario de la expedición 53 españoles y en la nao regresan 47, además de 13 indígenas.
El 5 de febrero llegan a la isla Timor, recorren su costa norte hacia el oeste y al final de ella fondean para desembarcar y conseguir más alimentos. Pasan tres días en este puerto, durante los cuales hay un conato de motín y algunos hombres fallecen luchando, no se sabe cuantos fueron exactamente. También hubo dos hombres que se quedaron voluntariamente a vivir en la isla con los nativos. El 8 de Febrero se hacen a la mar y definitivamente abandonan estos archipiélagos rumbo a su país de origen.
El 18 de Marzo de 1.522 cuando llevan un mes y 10 días en la mar, ven aparecer por proa una isla muy alta, se acercan para intentar desembarcar y conseguir alimentos y agua pero cual es su frustración cuando ven que la isla está rodeada de acantilados que les impiden desembarcar Para esa fecha ya había entre la tripulación varios hombres enfermos con las fuerzas muy disminuidas.
El mal tiempo y el frío ponen su granito de arena para agravar la situación abordo de la Victoria, y según navegan hacia el Sur van muriendo algunos hombres.
Fondean en una cobijada bahía bajo la Montaña Roja tinerfeña. Magallanes ya sabía cuando salió de Sevilla que una carabela partiría unos días después de ellos hacia Canarias. Hay varias versiones sobre la razón del viaje de dicha carabela pero la que tiene más fuerza es la de que esta carabela llevó a Tenerife las ordenes de Carlos V con la ruta a seguir por la expedición, y que no se entregáron dichas órdenes en Sevilla por temor a un ataque de la flota portuguesa durante la travesía a Canarias y que calleran en manos enemigas los planes de la corona española. Poco antes de zarpar, Magallanes tiene el primer enfrentamiento verbal con Juan de Cartagena, capitán de la nao S. Antonio, ya que Magallanes se negaba a darles más información de la ruta a seguir. Embarcan en la isla 4 hombres más. Abandonan la isla el el 3 de Octubre al alba y ponen rumbo al Sur.
Cuando tan solo les faltaban unas 20 leguas para sobrepasar el Cabo de Las Tormentas una fuerte tempestad les parte el palo del trinquete y su verga.
Fotos en panoramio
Elcano es consciente de la imperiosa necesidad de encontrar alimentos en buen estado y un lugar para descansar. Dirige la Nao Victoria hacia el continente africano y el 9 de Marzo llegan a lo que hoy en día es Port Alfred. Intentan desembarcar pero para su desgracia un fuerte temporal les impide acercarse a la costa.
El día 19 de Octubre están a la altura de Sierra Leona, sufren durante 20 largas jornadas unas calmas que solo les permiten avanzar en esas casi 3 semanas, 9 millas. La tripulación se entretiene pescando. Pasadas las calmas, son fuertes vientos los que les impiden navegar con el rumbo y velocidad deseada. Magallanes ante tal panorama, toma la decisión de comenzar a racionar alimentos incluidas las bebidas. Ordena a los despenseros, los encargados de los víveres, que repartan a cada hombre cada día: 1 azumbre de vino al día ( 1 litro aproximadamente, 3 cuartillos de agua ( 1´5 litros ) y 1 libra y media de pan ( 690 gr ). Durante la calmas Juan de Cartagena, el capitán de la Nao S. Antonio, es apresado por una dura discusión con Magallanes, está claro que Magallanes y Juan de Cartagena no eran uña y carne precisamente.
El hoy conocido como Cabo de Buena Esperanza consiguen dejarlo atrás el 22 de Mayo de 1.522 pero para cuando lo consiguen han fallecido otros 5 hombres.
Llevan 86 días enclaustrados en su nave, mal alimentados, sin un mínimo de higiene y con muchos hombres enfermos. Se reunen todos los hombres en cubierta para tomar una decisión, al sur les esperaba el llamado por entonces Cabo de Las Tormentas ( Cabo de Buena Esperanz ), lleno de peligros pero que era la puerta al océano Atlántico que les llevaría a casa, y por el norte tenían tierras con muchas plantaciones de frutas y con ganado. El problema de estas tierras era que pertenecían al reino de Portugal cuyo rey había dado orden de apresar a los castellanos y hundir sus naves... . Finalmente, la mayoría de los hombres decide seguir hacia el sur.
El 8 de Junio cruzan el paralelo 0 ayudados por vientos del sur
Nada más cruzar la linea del ecuador giran unos grados hacia poniente y enfilan al S.O.
Se acercan a tierra con la intención de desembarcar frente a la desembocadura de un río, pero grandes bajos de arena se lo impiden una vez más. La situación abordo es insostenible.
El 29 de Noviembre se colocan a unas 80 millas de la costa sudamericana. A partir de ahí todo el empeño de Magallanes será encontrar el ansiado paso hacial el gran océano Pacífico. Navegarán hacia el sur costeando el continente y explorando las bahías sospechosas de ser la entrada al anhelado estrecho.
El 8 de diciembre navegan frente a unas playas increiblemente bellas, estaban a unos 40 km de la que hoy es la ciudad brasileña de Vitoria. Sondean los fondos arenosos para evitar dar con la quilla en alguno de los numerosos bajos de la zona.
Elcano reune a lo que queda de tripulación, y entre todos toman una decisión, llevan 109 días sin pisar tierra, estan extremadamente débiles, el escorbuto se ha hecho dueño y señor de la nao. Navegan haciendo trabajar a las bombas manuales de achique las 24 horas del día bajo un sol que les está deshidratando, solo beben un cuartillo de agua al día y toman una pequeña taza de arroz por hombre y día. Ante tal desolador panorama deciden acercarse a las islas de Cabo Verde que pertenecían a la corona portuguesa a pesar de los riesgos que ello conlleva.
El 9 de Julio de 1.522 fondean en la isla Santiago, en los dos últimos meses han fallecido 21 hombres incluidos algunos indígenas. Desembarcan un bote con 13 hombres que intentan convencer a las autoridades portuguesas de que volviendo del continente americano se les ha partido un mastil y necesitan repararlo y llevar al barco algunos víveres. De momento parece que la estrategia funciona y el bote comienza a portear alimentos a la Nao. Pero uno de los marineros comete un error e intenta conseguir alimentos ofreciendo a cambio una cantidad de especias. Los portugueses se dan cuenta del engaño y hacen prisioneros a los 12 hombres que estaban en la isla en ese momento.
El 13 de diciembre tocan tierra después de 72 días en la mar. Se encuentran en la bahía que hoy está a los pies de Rio de Janeiro. Nada más bajar a tierra se somete a juicio al Maestre Antonio de Salomón acusado de haber sido descubierto manteniendo relaciones sexsuales con un grumete. La sentencia se cumple el 20 de diciembre de 1.519, la pena por esos delitos en aquellos tiempos es la pena capital... . En aquel lugar viven los indios tupinambas, el sobresaliente Duarte Barbosa, perteneciente a la Nao Trinidad, intenta desertar para quedarse a vivir en el lugar pero es apresado y encerrado hasta que abandonan la bahía. Comercian con las tribus para conseguir alimentos frescos, por primera vez prueban la piña, la caña dulce y el tapir. El 27 de diciembre abandonan la bahía llevando a bordo un indígena, no se sabe si por decisión propia del indio u obligado.
Es el 10 de Enero de 1.520. Tras una travesía de 1.150 millas durante 14 días sin tocar tierra, doblan Punta del Este y la costa se torna arenosa y baja. Al final de ella en el Oeste había un monte al que bautizaron como Monte Vidi ( Montevideo en la actualidad ). Fondean al final de la bahía, y al amanecer del siguiente día la Nao Santiago parte sola a reconocer el caudaloso río que desemboca en el estuario donde están fondeados. Tras 15 días desde su partida, la Santiago vuelve a reunirse con el resto de la flota habiendo remontado 80 millas del caudaloso Río de la Plata y comprobando que según avanzaban por el río el agua era cada vez menos salada, señal inequívoca de que no se trataba del estrecho que unía los dos mares. Magallanes decide seguir navegando al Sur tras haber repuesto agua dulce en las embarcaciones.
Elcano, viendo que el bote no regresa a la nao se teme lo peor. Sus temores se confirman cuando una nave portuguesa se les aproxima y les informa del arresto de sus hombres y de que la Nao Victoria va a ser confiscada, todos sus tripulantes serán llevados presos a tierra para ser juzgados. Ante la negativa de Elcano a entregarse salen 4 naves del puerto dispuestas a apresar a los castellanos. Elcano se da cuenta que o reacciona rápido o la expedición va a fracasar estando muy cerca del triunfo, por lo que despliega las velas rápidamente y huyen de la isla dejando a los 12 hombres presos. Todo ello sucede el 15 de Julio de 1.522. Al abandonar el archipiélago portugues fallece otro hombre más. La nao Victoria parte con un total de 22 hombres entre sanos y enfermos. Durante los días que estuvieron en Cabo Verde se dieron cuenta de un fenómeno hasta ahora desconocido para ellos, al navegar siempre hacia el Oeste dando la vuelta a la tierra le habían ganado un día al calendario.
Al salir de la bahía, el 25 de Enero fallece el primer hombre víctima de alguna de las muchas enfermedades que se padecían a bordo de una nave perteneciente a una expedición transoceánica. Fue un grumete llamado Guillén de la Nao Concepción que contaba solo con 20 años.
El 6 de agosto de 1.522 fallece el último hombre de la expedición, fue el marinero Esteban Villón, unos días antes fallecieron también dos indígenas que aun estaban abordo.
El 8 de Febrero doblan la punta que delimita la bahía por el Sur tras haber reparado una vía de agua en la Nao Santiago. Fallece el segundo hombre de la expedición, el marinero de la Nao Santiago Sebastián Olarte.
Han sobrepasado las islas Azores dejándolas por estribor, es el 21 de Agosto de 1.522. Elcano da la orden de virar al Sureste.
Llegan a Bahía Blanca e intentan entrar en ella entre la isla Bermeja y tierra firme pero la Nao Victoria toca fondo en un bajo arenoso. No sufre daños de importancia y el día 14 de Febrero deciden seguir hacia el sur.
Por fin, el 4 de septiembre de 1522 navegan frente al Cabo S. Vicente. Llevan casi tres años navegando en durísimas condiciones y saben que solo les separa de su patria 120 millas.
El 24 de Febrero reconocen la Bahía S. Matías y vuelven a salir a la mar.
El 6 de Septiembre de 1.522 entran en la bahía de Sanlucar de Barrameda. Un pescador cuyo nombre era Pedro Gordo y que se encontraba faenando con sus redes, les guía para pasar la peligrosa barra del río Guadalquivir. Los habitantes de Sanlucar no aciertan a comprender quienes son esos hombres que han llegado en una nave con las velas destrozadas y cuya tripulación presenta un estado lamentable. Su sorpresa es mayúscula cuando desde la nao les responden "somos los supervivientes de la expedición de Magallanes" y que a ellos les corresponde la gloria de haber sido los primeros en dar la vuelta al mundo en la Nao Victoria . De inmediato se ordena que se les provea de carne, fruta, vino y pan y quince hombres suben abordo para ayudarles con la bombas de achique y a remontar el río hasta Sevilla.
El 27 de Febrero están el la Bahía Camarones y se dedican a pescar los lobos marinos que pueden, su intención era bajar a tierra para reponer agua en las naves y aprovisionarse de alimentos, pero fuertes vientos se lo impiden. Continúan navegando hacia el sur explorando cada bahía y cada ensenada, dichas exploraciones claro está que las tienen que efectuar a la luz del día, por lo que al caer la noche se alejan por precaución de la costa aguantando en la mar, para al amanecer siguiente volver a donde lo dejaron el día anterior.
Al día siguiente de su llegada a Sanlucar, parten río arriba con la marea entrante hacia Sevilla. Un batel de quince remos es el encargado de remolcar por el Guadalquivir a la Victoria. El 8 de Septiembre de 1.522 al anochecer, echan el ancla y es amarrada la Nao Victoria en el mismo punto del muelle de Mulas donde hace algo más de 3 años partieron aquellas cinco naos cargadas de ilusión y esperanza. De aquellos 243 hombres incluidos los que embarcaron enTenerife, solo 18 consiguen terminar la travesía. Al día siguiente, 9 de septiembre, saltan todos a tierra con la ropa destrozada y descalzos, portan un cirio en la mano y se dirigen a las iglesias de Nª Sª de la Victoria y a la de Sta Mª de la Antigua como habían prometido hacerlo en los momentos de angustia del viaje. De esta forma, se da fin a la mayor hazaña de la historia de la navegación. Las especias que transportaba la Victoria fueron vendidas y con solo lo que ella trajo ya resultó rentable la expedición, económicamente hablando. Los supervivientes recibieron de Carlos V generosas prebendas económicas de por vida y fueron nombrados caballeros recibiendo un escudo de armas cada uno. El que recibe Elcano esta formado por un castillo dorado en una mitad del escudo, y en la otra mitad hay un campo sembrado de especias. A su vez, todo ello está coronado por un globo terraqueo con la leyenda " PRIMUS CIRCUNDEDISTI ME " ( fuiste el primero en rodearme ).
Siguen sufriendo fuertes temporales que les impiden bajar a tierra.
El 2 de marzo aparece una nueva bahía por proa, se acercan a ella con la esperanza de encontrar aguas más tranquilas, pero se encuentran con todo lo contrario. La bautizan como Bahía de Los Trabajos por el enorme esfuerzo que tuvieron que hacer para evitar la pérdida de sus naves.
El 31 de marzo logran pasar la barra del río S. Julián, y remontan el cauce fluvial unas 4 millas. Magallanes toma una decisión, pasarán allí el invierno a salvo de los temporales del océano. La primera medida drástica que toma es la de racionar los alimentos traidos desde España. Dicha medida no hace nada de gracia al resto de la tripulación y comienza a generarse mal ambiente en las Naos. Llegan voces a Magallanes de que algo se está tramando contra el. Un grupo numeroso de hombres se hace con el control de la Nao S. Antonio y encierran a su capitán, Alvaro de Mezquita. Al frente de los amotinados están el capitán Gaspar de Quesada y Juan de Cartagena que fué liberado por sus simpatizantes. Algunos mandos intentan convercer a los sublevados de que depongan sus armas y cambien de actitud, pero esos mandos son también detenidos y encerrados. Terminado el asalto de la S. Antonio queda en ella Quesada, mientras que Juan de Cartagena regresa a la Concepción. Luis de Mendoza que estaba del lado de los amotinados está al mando de la Victoria. Magallanes se encontraba solo al frente de la Trinidad. Según los escritos de la expedición Elcano también tomo partido en el motín. Pero Quesada flaquea y decide cambiar de idea y se pone de parte de Magallanes. Juan de Cartagena se ve en una situación angustiosa al perder la mayoría y decide entregarse a Magallanes. Presos los amotinados son sometidos a juicio en la Nao Trinidad, Magallanes es el juez. Se decreta que Quesada sea decapitado y su cuerpo descuartizado junto con el de Mendoza. Juan de Cartagena y un clérigo aliado de este son condenados al destierro, es decir se les abandonaría en tierra para siempre. Otros 40 hombres fueron condenados a muerte pero finalmente sus penas fueron conmutadas por otras, uno de los beneficiados de esta "amnistía " fue Elcano que recibió como pena la pérdida de su cargo de Maestre en la Concepción, para pasar a ser un marinero de la Victoria. Durante la estancia en S.Julián capturaron en varias escaramuzas unos cuantos indios patagones con la intención de llevarlos consigo y mostrarlos en la Corte a su regreso a Castilla. En una de esas escaramuzas fallece por una flecha envenenada el sobresaliente de la Trinidad Diego Sanchez Barrasa.
Magallanes está impaciente y en el mes de Mayo ordena salir a la mar a la Nao Santiago a reconocer la costa hacia el sur e intentar encontrar la entrada del estrecho.
Capitaneada por Juan Serrano, el 16 de Mayo llega la Santiago al estuário de los ríos Chico y Sta Cruz, durante 6 días se dedican a cazar lobos marinos para reponer las reservas de carne. El día 22 del mismo mes les sorprende un fuerte temporal que destroza el velamen y les parte el timón lanzando la embarcación contra unos bajos rocosos. También existe la versión de que la nao naufragó dentro del cauce del río Sta Cruz mientras pescaban. El caso es que solo un hombre falleció en el accidente, y durante 2 meses estuvieron recogiendo de los restos de la Santiago todo lo que pudieron y pensaban que les valdría para el viaje. Los naúfragos se construyeron un improvisado campamento, mientras tanto, Juan Serrano capitán de la Santiago, manda a 2 marineros que vuelvan andando por la costa hasta la Bahía S. Julián para pedir ayuda a Magallanes. Tras varios días caminando soportando bajas temperaturas y bebiendo agua derretida del hielo llegan los 2 marineros donde estaba el resto la expedición. Rápidamente Magallanes ordena formar una expedición de varios hombres que llevarán por tierra alimentos y todo lo necesario para ayudar a los naúfragos. La expedición aun esperará hasta el 24 de Agosto para abandonar S. Julián, durante ese tiempo Magallanes aprovechó para calafatear las naves y carenarlas. Al partir cumplen la sentencia impuesta a Juan de Cartagena y Pedro Sanchez de la Reina y son abandonados en tierra a su suerte... . Durante los meses fondeados en S. Julián fallecieron por enfermedad 2 hombres más y otro por ahogamiento en el río.
El 26 de agosto, 2 días después de su partida de S. Julián llegan a Sta Cruz, fondean cerca de los restos de la Nao Santiago y durante los próximos 53 días se dedican a embarcar y distribuir en las Naos los enseres recuperados del naufragio, a cazar y a reponer agua dulce. Esperan una bonanza en el tiempo para seguir su navegación hacia el sur, Magallanes ve como el tiempo se vuelve cada vez más rudo mientras navegan hacia aguas australes. En Sta Cruz fallecen 3 hombres más por enfermedad y otro ahogado.
El 12 de Octubre de 1.520 abandonan la bahía de Sta Cruz y continúan con la búsqueda del estrecho. Magallanes está convencido de que no está muy lejos del paso al mar de Sur que el cosmógrafo Martín de Bohemia dibujó en su día en un mapa. Dicho mapa fue el que Magallanes enseñó a Carlos I para convencerle de las posibilidades de la expedición.
En la tarde del 21 de octubre se colocan frente a una gran bahía defendida por un prominente cabo arenoso. Al fondo de la bahía créen apreciar que existe otra entrada que conduce a una nueva bahía. Magallanes está convencido de que es el lugar, fondean y esperarán impacientes al alba del día siguiente. Llega el amanecer del día 22 de Octubre, las Naos S. Antonio y Concepción levan anclas y se internan hacia el fondo de la bahía buscando la entrada que veían desde el fondeo. Consiguen atravesar sin dificultades ese primer estrecho, conocido hoy como "primera angostura", y desembocan en una nueva bahía. Al atardecer les sorprende un duro temporal con vientos de levante que arrastran a las naos hacia el fondo de la bahía temiéndose ya lo peor. Pero cual es su sorpresa cuando descubren que la bahía tiene una salida por el S.O. . Durante 10 millas llevan las naves a traves del nuevo estrecho y a su salida llegan a una tercera bahía. El viento se calma, y comprueban que las aguas por las que navegan son tan saladas como en el océano abierto, señal inequívoca de que no se encuentran en un río, han encontrado el deseado paso al mar de Sur.
Tras comprobar la salinidad del agua ceen conveniente no seguir adelante solos y vuelven sus proas hacia el punto donde Magallanes les espera temiendo que hayan naufragado con el temporal. El día 24 de octubre las naos que estaban esperando en la entrada del estrecho ven aparecer a la S. Antonio y a la Concepción con todo el velamen desplegado y lanzando bombardazos celebrando lel hallazgo. La alegría es total en las naos que les esperaban.
Tras volver a juntarse las 4 naos, ordena Magallanes a los despenseros que hagan un inventario de las provisiones que les quedan. Magallanes reune a los principales mandos y tras comunicarles sus reservas alimenticias les anuncia que su intención es la de seguir adelante, solo un hombre no cree prudente seguir con semejanta empresa y expone que piensa que es mejor volver y reorganizar una nueva expedición con más garantías ahora que ya sabían la posición del estrecho. Magallanes le contesta que aunque tenga que comerse el cuero que cubre parte de los mástiles el seguirá adelante para cumplir la promesa dada a Carlos I. Guiados por la S. Antonio atraviesan los diferentes estrechos y bahías y llegan al punto donde las dos naos exploradoras se dieron la vuelta. El estrecho da un giro al sur y tras navegar por el 45 millas llegan a una división de aguas. Esa incógnita obliga a Magallanes a dividir la flota en dos, y es que claro está, no saben cual de los dos canales puede ser el bueno: Las Naos S. Antonio y Concepción navegarán por el canal que se encuentra al S.E., y la Trinidad y la Victoria lo harán por el que se encuentra al S.O.
La Nao Concepción pierde a la S.Antonio de vista, ya que está desplegó todas sus velas rápidamente sin esperar a la Concepción. Juan Serrano, capitán de la Concepción, decide volver al punto donde se separaron las 4 Naos y allí se reunirá de nuevo con la Victoria y la Trinidad. Es la Nao Victoria la encargada de adentrarse por las aguas donde se ha perdido de vista a la S.Antonio. La buscan navegando unas 40 millas por el estrecho donde se la vió navegar por última vez pero no hay rastro de ella... . En tal caso lo acordado era colocar una gran bandera en un punto visible de la costa y en su base dejar una olla con un mensaje con instrucciones para el reencuentro. La Victoria vuelve con las otras dos naos y deciden seguir adelante por el estrecho en busca de su salida.
Este es el punto donde se piensa que la Nao desertora se pudo esconder. Sobre lo que ocurrió en la S.Antonio hay varias versiones,pero una de ellas tiene especial fuerza. Se crée que hubo un motín a bordo de la Nao y su Capitán Alvaro de Mezquita fue asesinado por el piloto de la embarcación. Una vez eliminado el capitán decidieron volver a España, pero antes fueron a buscar los dos hombres que había sido abandonados a su suerte en S. Julián. Pero al llegar a S.Julián ya no les encontraron por lo que les dieron por muertos y finalmente regresaron abordo de la Nao a España.
Después de que se separaron de la S.Antonio y de la Concepción donde el estrecho se dividía en dos Magallanes llegó hasta este punto navegando con buen tiempo. Fondearon en el estuário de un río al que llamaron el de las Sardinas, por la gran cantidad de estos peces que pudieron pescar. Magallanes entonces toma una decisión, echa un bote al agua y manda en el a un grupo de hombres con agua y víveres para 4 días. Este bote sigue navegando por el estrecho durante un día más, por la noche se acercan a la orilla y tras refugiarse en unas peñas pasan como pueden una noche durmiendo a duras penas por el intenso frío que padecen. A la mañana siguiente siguen avanzando por el estrecho hacia el Oeste y cuando llegan bajo un monte deciden ascender a su cumbre con la esperanza de ver la salida del estrecho. Sus presagios se cumplen y al llegar a la cima pueden ver a lo lejos la salida al Océano Pacífico, la alegría es enorme y bajan tan rápido como pueden al bote para volver a las Naos que les esperaban.
El 28 de Noviembre de 1.520 salen por fin al ansiado océano. Poco imaginaron aquellos hombres lo que les quedaba por delante. En ese inmenso océano recorrieron 12.000 millas durante tres meses y 20 días sin probar ningún alimento fresco. Según el diario de la expedición navegaron de media entre 180 y 210 millas diarias. Y si algo les salvó la vida fue que en esos más de 3 meses de navegación por el océano, no tuvieron ni un solo temporal. Las provisiones no tardaron en casi desaparecer y las que les iban quedando estaban totalmente inservibles, llenas de gusanos y el agua que consumían tenía un hedor insoportable por estar mezclada con orina de las ratas. Finalmente llegaron a alimentarse de parte del cuero que recubría los mástiles y de serrín. Las ratas que había en las bodegas eran un auténtico manjar por el que se llegaba a pagar medio ducado. Fueron 100 días días sin probar agua en condiciones normales, 1oo días sin alimentarse de algo comestible... . El escorbuto, claro está, hizo de las suyas en unas naves con esas condiciones de vida e higiene.
A pesar de encontrarse a las puertas del verano austral, los hombres de la expedición tienen los cuerpos ateridos y buscan navegando hacia el norte un clima más benigno.
El día 1 de diciembre de 1.520 ven por última vez la costa americana. Según el diario de la expedición probablemente fue enfrente de la isla Campana, en una latitud aproximada de 48º Sur.
El día 18 de diciembre pasan entre la isla Juan Fernandez ( conocida como isla Robinson Crusoe ), y la costa chilena sin llegar a ver ninguna de esas dos tierras.
Ver fotos de Panoramio
Cuando se encuentran a la altura de los 22º de latitud Sur, Magallanes ordena a sus capitanes que varien su rumbo y pongan sus proas hacia el O.S.O.
Es el 24 de Enero de 1.521 cuando aparece una pequeña isla por proa, se trata del atolón Fakahina del archipiélago Tuamotú. Llevan dos meses navegando desde que salieron del estrecho y han fallecido 5 hombres desde aquel día y unos cuantos más se encuentran en estado de extrema debilidad. Intentan desembarcar con la esperanza de poder encontrar algún alimento, pero una inexpugnable barrera de arrecifes se lo impide. Desilusionados, abandonan esas aguas con las despensas vacías. Curiosamente las 5 bajas se producen abordo de la Nao Victoria, lo que induce a pensar que pudieron ser obra de una epidemia.
El 4 de febrero y siguiendo siempre hacia el rumbo Oeste-Noroeste se cruza en su navegar la isla Flint. Ellos bautizaron a la isla como la de " los tiburones ", es facil adivinar por que... . Consiguen pescar alguno de ellos para combatir la hambruna de la flota.
Continúan hacia el N.O. y en la madrugada del 13 de febrero cruzan la linea que separa los dos hemisferios.
13 días después de cruzar el ecuador y cuando se encuentran en los 12º 20' de latitud Norte, Magallanes ordena abandonar el N.O. y continuar ahora hacia el Oeste.
Es el 6 de Marzo cuando un marinero subido en una gavia da el esperado grito. Consiguen ver también unas velas de una embarcación . La isla fue bautizada como " isla de las velas latinas ", por la forma de las velas avistadas, en la actualidad se trata de la isla de Guam. Después de más de 2 meses sin desembarcar, por fin parece que podrán hacerlo. En total desde que dejaron el continente americano han fallecido 9 hombres. Al acercarse a tierra pronto son rodeados por un gran número de pequeñas embarcaciones que lejos de mostrarse tímidos, suben abordo deseosas de curiosear todo lo que ven. Pero van más allá e intentan llevarse todo lo que pueden a sus embarcaciones. Estos hechos precipitan el primer incidente de una larga lista de altercados con tribus de diferentes islas. Un marinero golpea a uno de los indígenas y este le devuelve el golpe, por lo que el castellano saca su cuchillo y le da una puñalada al nativo que huye tirándose austado al agua. El resto de los nativos al ver lo sucedido huyen también rápidamente. Al día siguiente vuelven los nativos y con mucha audacia consiguen cortar uno de los cabos que unen los botes castellanos a las naos y roban un bote. Magallanes queda perplejo y ordena levar anclas para separarse de la costa y pasar la noche sin sobresaltos. Al amanecer, Magallanes vuelve a la isla y desembarca con 50 hombres armados para recuperar el bote sustraido. Al llegar al poblado de los indígenas se entabla una batalla muriendo siete nativos y dan fuego a varias decenas de sus casas. Los habitantes de la isla huyen asustados ante el estruendo de las armas de los expedicionarios, de esa forma Magallanes recuperó su bote. La desesperación de los enfermos por el hambre hizo que sucediese un hecho increible en aquellos tiempos. Varios hombres que se encontraban en estado de extrema debilidad cayeron en el canibalismo y comieron parte de los cuerpos de los nativos muertos. Al amanecer del día 9 de Marzo abandonan la isla y fallece otro hombre más.
Durante 8 jornadas navegan con rumbo Oeste-Suroeste y al alba del día 16 de Marzo de 1.521 avistan unas tierras elevadas a las que ellos bautizaron como Suluam ( isla Sargao actualmente ) durante esos 8 días de navegación fallecen otros 2 hombre de la Trinidad . Pasan la noche fondeados fente a Sirgao y al día siguiente se dirigen a otra isla más al sur donde desembarcan.
Nada más poner pie en tierra, Magallanes ordena que maten a una cerda que habían embarcado en la isla de Las Velas Latinas y que los hombres enfermos comiencen a comer carne fresca. Magallanes es consciente que necesita el mayor número de hombres sanos para dirigir las Naos. Al día siguiente mientras se encontraban recogiendo agua dulce tienen un encuentro amistoso con nativos y se producen intercambios, los nativos les proveen de carne, pescado y frutas y los castellanos les entregan a cambio espejos, telas de colores, cascabeles... . Durante los siguientes días se produjeron muchos intercambios similares de forma cordial. Los indígenas les enseñaron muchas cabañas donde tenían almacenadas grandes cantidades de especias como canela, clavo, pimienta y nuez moscada. Estuvieron 8 días reponiendo fuerzas y tratando de recuperar a los enfermos aunque dos de ellos fallecieron. El 25 de Marzo vuelven a hacerse a la mar.
El día 28 echan el ancla frente a la isla Lamasawa, han fallecido otros dos hombres para cuando llegan a esta isla. Durante otros cinco días permanecen en la isla reponiendo fuerzas y abasteciendo las despensas con los alimentos que los nativos les proporcionan. Tienen algún altercado con los pobladores de la isla pero Magallanes impone su fuerza y deja claro que no piensa tolerar robos o ataques de nativos contra ellos. El día 29 fallece otro hombre de la Trinidad. Parten el día 3 de abril acompañados por el rey de Limasawa que les guiará hasta las isla Cebú y Mactán donde les asegura que hay gran cantidad de especias.
El 7 de abril llegan a Cebú habiendo fallecido dos hombres más de la Victoria. El rey de Limasawa le presenta ante al soberano de Cebú cuyo nombre es Humabon. Se producen muchos intercambios entre Humabon y Magallanes. El 9 de Abril mueren dos hombres más de la expedición. El rey de Cebú, Humabon, llega a tener una excelente relación con Magallanes, hasta el punto en que le convence para que le ayude a derrotar a su vecino, el rey de Mactán. Como agradecimiento por su ayuda, Humabon le promete gran cantidad de las especias que tanto buscaban los castellanos. Magallanes accede a pelear contra los de Mactán, pero Humabon le pide que no subestime a sus vecinos, que son unos grandes guerreros. Magallanes hace oídos sordos de estas recomendaciones y el día 27 de Abril tiene lugar una sangrienta batalla en una playa de Mactán. Creyéndose invencible Magallanes por poseer armas de fuego, acude a la batalla con otros 59 hombre de la expedición, al llegar a Mactán se encuentran con un verdadero ejército de más de 1.000 guerreros. Los indígenas de Mactán se dan cuenta de que los españoles llevan armaduras que les cubren la parte superior del cuerpo pero las piernas y los brazos los tienen al descubierto. Es ahí donde dirigen sus flechas y lanzas, y es precisamente una lanza la que hiere en un brazo a Magallanes viéndose rodeado enseguida de nativos que acaban con su vida cosido a lanzazos. Otros 6 hombres más pierden la vida junto a Magallanes en el combate y el resto huyó como pudo en los botes.
Tras la muerte de Magallanes, las tripulaciones deciden que se pongan al frente de la expedición dos hombres,Duarte Barbosa y Juan Serrano. Tras la batalla librada contra el rey de Mactán, este le comunica al rey de Cebú, Humabón, que o se alía con el y lucha contra los españoles o le atacará. Humabón asustado tras los resultados de la anterior batalla decide aliarse con el rey de Mactán y prepara una encerrona contra los castellanos. Humabón manda un mensaje a las naos invitándoles a un banquete en el que supuestamente les dará muchas piedras preciosas para llevar al rey de España. Los 3 capitanes de las naos desembarcan en Cebú acompañados de un buen número de otros mandos y marineros. Una vez que llegan al poblado de Humabón son atacados con saña y fallecen o son hechos prisioneros los tres capitanes y 21 hombre más, solo unos pocos pueden llegar a los botes y regresar a duras penas a las naos. Estos hechos ocurrieron el 1 de Mayo d e1.521
Huyen las 3 Naos de Cebú y fondean en una bahía de la isla Bohol. Se reunen los tripulantes supervivientes y se decide que el nuevo capitán de la expedición sea Juan Lopez Caraballo. La primera decisión que toma el nuevo capitán es quemar una nao pues no son los hombres necesarios para gobernar con garantías las 3 Naos que quedaban. Queman la Concepción por ser la que se encontraba en peor estado, recuperan todo lo que les puede ser útil para el viaje incluidos los aparejos.
Llegan a la bahía Dapitan y tras entrevistarse con los nativos del lugar estos acceden a proporcionarles agua a cambio de algunos objetos que llevaban abordo.Les indican que hay unas islas al Oeste donde abunda el arroz. Las naos Victoria y Trinidad abandonan la isla con las depensas tan vacías como cuando llegaron y ponen rumbo S.O.
Desembarcan para preguntar a los indígenas por la isla Poluan. Les indican que pongan rumbo al N.O. y llegarán a la isla.
Por fin, en un pueblo del norte de la isla consiguen los preciados víveres, cargan en las naos arroz, cerdos, gallinas y cabras a cambio de trozos de lienzo, cuchillos, tijeras etc. Hacen prisioneros a tres nativos para que les guíen hasta la capital de Borneo.

1 comment

You can or this trail