-
-
966 m
820 m
0
2,7
5,4
10,89 km

Погледана 14 пут(a), скинута са сервера 3 пут(a)

близу La Vid, Castilla y León (España)

Un paseo por los exteriores
del monasterio resulta una
buena manera de comenzar
la jornada. La visita al inte-
rior para admirar entre otros
elementos el claustro, la ca-
pilla mayor, la escalera real y
la biblioteca es la mejor op-
ción para valorar el entorno
con la perspectiva histórica
necesaria.
El paseo comienza paralelo al
río Duero percibiendo al ca-
minar la quietud y el sosiego
del correr del agua entre los
carrizos, junqueras y peque-
ñas arboledas, armonizado
por el canto de carboneros,
herrerillos, mirlos o jilgueros.
El verdor del soto serpen-
teante del Duero se extiende
también por las laderas de la
campiña a las que se acerca
el sendero para conducirnos
al pie de unas interesantes ro-
cas naturales, las “chimeneas
de hadas”. Estas curiosas
formaciones tienen su origen
en un fenómeno geológi-
co ocasionado por el agua.
De forma general, la acción
del agua descendiendo por
una ladera orada el terreno
formando cárcavas. Si en el
terreno hay alguna roca que
el agua no puede arrastrar la
cárcava puede modelarse de
forma singular adoptando
estas caprichosas formas.
Poco después de dejar atrás
las chimeneas de hadas la
ruta se adentra en un bosque
de encina y sabina, abando-
nado la vega del Duero, to-
mando contacto directo con
la campiña. El suelo, la ve-
getación, el ambiente en ge-
neral no denota la frescura yvigor de la vega que se acaba
de dejar atrás. El agua de la
lluvia, de nuevo protagonis-
ta, discurre rápidamente por
la ladera privando al suelo
de tan preciado elemento, al
mismo tiempo que arrastra el
suelo fértil a las zonas bajas,
quedando al descubierto las
yermas margas calizas. Sin
duda alguna, el arbolado
juega un papel fundamental
amortiguando de forma na-
tural este proceso, que no es
otro que la desertización.
Una vez salvado el desnivel,
son las viñas las que mono-
polizan el paisaje, ofreciendo
a lo largo del año un cambio
cromático que culmina en el
otoño, cuando las hojas de
la vid se tornan de colores
sanguinolentos. Bordeando
los terrenos de Castillejo de
Robledo, pueblo de la vecina
provincia de Soria se regresa
por la campiña entre encinas
y sabinas. Un estrecho paso
conduce a las inmediaciones
de una antigua ermita. Se la
conoce como la Ermita de
la Virgen del Monte y fue el
lugar donde en el siglo XVII
un Abad del Monasterio de la
Vid dató la cidiana Afrenta de
Corpes a las hijas del Cid allá
por el siglo XII. La fuente que
mana a escasos metros de la
ermita podría corresponderse
a la citadas en el Cantar del
Cid: “Falaron un vergen con
una limpia fuent”.
Dejando atrás este recóndi-
to y misterioso enclave, se
abre ante los ojos el hermo-
so valle de la Virgen, al que
anualmente remontan los
lugareños de La Vid en rome-
ría. Por un estrecho sendero
se desciende entre encinas y
sabinas hasta llegar de nuevo
a la vega del Duero, para re-
tomar el camino por el que se
comenzó la ruta, y regresar al
monasterio de la Vid para dar
por finalizado el recorrido.
slika

Foto

slika

Foto

slika

Foto

slika

Foto

slika

Foto

Коментари

    You can or this trail