Isa Isi

Вријеме  6 сата 23 минуте

Број тачака  1220

Uploaded 18.10.2015.

Recorded октобар 2015

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
730 m
420 m
0
3,3
6,6
13,15 km

Погледана 2732 пут(a), скинута са сервера 176 пут(a)

близу  Parada do Sil, Galicia (España)

La ruta de hoy discurre en el Concello de Parada de Sil. Con un recorrido de 18 km, perfectamente marcado, que puedes dejar en 13 km, si desde Fondo de Vila te desvías hacia Parada. Nosotros hemos realizado esta última variante. Todo el camino es un regocijo para los sentidos, por la maravilla de los paisajes, de los sonidos y olores. Tienes que pararte a cada paso a admirar lo que ves. Y así espero que mis palabras sean vuestros ojos y vuestro olfato, porque huele a otoño, a castañas y setas, a madroños con frutas, a hojas secas y bellotas, huele a naturaleza virgen, de soutos y carballeiras, de bosques que no conocen el eucalipto. El rumor de los arroyos, de la brisa y de los pájaros distrae y mece tus pensamientos. Y sobre todo ese silencio que por momentos te invade y sobrecoge. Esto es naturaleza en estado puro, la que te deja sin aliento y de donde nunca te quieres ir. ACOMPAÑADME y os lo demostraré.
El punto de inicio es la Plaza del Barquilleiro, donde está perfectamente señalizado el sendero, cruzamos la carretera general y nos dirigimos a la crtra. de Castro y después de unos cientos de metros nos desviamos a la derecha. Por caminos de carros flanqueados por muros de piedra, aparecen los primeros soutos, estamos en época de recogida, y las gentes del lugar se afanan en recolectar . Seguimos la senda , hay tal abundancia de setas que es un paraíso para recolectores. Pero ya sabéis , solo recoged los que estéis seguros porque un error en la catalogación puede darnos un grave disgusto. Los castaños son espectaculares, la naturaleza es caprichosa y sus formas asombran. Llegamos a la aldea abandonada de Chamoso. Casas engullidas por la vegetación que te trasladan a cuentos de hadas. Y así, poco a poco, estamos en Castro. Por el camping de este pueblo se accede al primer mirador, el de Castro. Si el camping está cerrado hay un camino que pasa por detrás que te lleva hasta él . Avanzamos en la ruta, hasta un cruce perfectamente señalizado, del que si nos apartamos 600 metros, llegamos al Monasterio de Santa Cristina, construido entre finales del siglo XII y principios del XIII. Fue uno de los más importantes de la Ribeira Sacra durante la Edad Media. Su decadencia comienza con la reforma monástica del siglo XV y desaparece como abadía al convertirse en priorato del Monasterio de San Estevo a principios del XVI. En el ábside central de la cabecera de la nave se conservan unos frescos de finales del siglo XVI.
Haciendo ángulo recto con la fachada está la portada de entrada al monasterio donde podemos admirar el claustro. Si al salir alzamos la vista encontramos un viejo castiñeiro improvisado como altar natural a San Benito, que sustenta todo un cúmulo de ofrendas de sus devotos. Este santo es motivo de devoción en la tradicional romería que se celebra todos los veranos en el lugar.
Desandando el camino volvemos a la senda. Ahora en una bajada muy empinada, rodeada de madroños con fruto, llegamos a una zona de antiguas "travesas" de viñas donde han crecido castaños. Impresiona lo empinado de la ladera llena de piedras de los bancales que se han desmoronado, y la cantidad de musgo que impregna todo. Hay gente recogiendo castaña y 2 caballos esperando para transportar la preciada carga. Esta zona , es quizás, la peor señalizada, pero yendo con cuidado enseguida retomamos las señales. A continuación toca subir, no es una subida muy larga pero si moderada, en zigzag hasta Portela. Aquí giramos a la izquierda . Ascendiendo empezamos a ver las primeras imágenes del Cañón del Sil . En este punto apreciamos la orografía de la montaña al otro lado del río. Vemos varias viñas cultivadas. Es un paisaje sobrecogedor. Hacemos un alto en el camino para sentarnos a observar, a escuchar, a oler. Somos nosotros solos y la naturaleza. Una ventana hacia los elementos, la tierra, el agua y el aire. Con pesar retomamos el camino y llegamos al mirador de Fontiñas, y a la cascada del Gavias (que ahora no tiene agua). Seguimos ascendiendo para llegar al Mirador do Fental. Se ha levantado aire y al estar tan expuestos, parece que en cualquier momento nos convertiremos en pájaros sobrevolando el cañón. Y por último los Balcones de Madrid, los más conocidos para observar el Sil y su cañon. Un catamarán surcar las aguas del río. Rodeamos el campo de futbol y nos encontramos un " Foxo de Lobo ", pozos que se utilizaban para cazar los lobos. Y así avanzando llegamos a Fondo de Vila y a Parada.
Punto de inicio
Camiño entre muros de pedra
A la derecha
Bosque
Ruinas
Riachuelo
Souto
Pobo de Castro
Madroño
Fruto del madroño
Mosteiro de Santa Cristina de Ribas do Sil
Cañón do río Sil
Cañón do Sil
Mirador das Fontiñas
Mirador do Fental
Mirador Os Torgás
Mirador Balcones de Madrid

4 коментар(а)

  • mrcombarros 29.09.2017.

    Un placer poder leer esta descripción hecha con tanto detalle y sensibilidad, ya estaba pensando que la principal misión del lenguaje no era entendernos todos. Gracias. Ésta será nuestra próxima ruta a realizar, seguro.

  • DarthDooboss 19.10.2017.

    I have followed this trail  View more

    Una muy buena ruta, bien señalizada y fácil de seguir, con vistas increibles

  • pgr61 11.02.2019.

    Ruta perfectamente detallada, imposible perderse. Si te desvías la aplicación te avisa inmediatamente. La ruta discurre por un entorno totalmente natural en el que parece que el tiempo se ha detenido. No reviste especial dificultad técnica aunque hay que tener cuidado con los resbalones ya que hay bastante humedad. No es apta para personas con movilidad reducida. El tramo de vuelta (ruta circular) requiere un cierto esfuerzo físico ya que es una subida prolongada con bastante pendiente en algunos tramos. Merece la pena disfrutarla.

  • pgr61 18.04.2019.

    I have followed this trail  проверено  View more

    Ruta perfectamente detallada, imposible perderse. Si te desvías la aplicación te avisa inmediatamente. La ruta discurre por un entorno totalmente natural en el que parece que el tiempo se ha detenido. No reviste especial dificultad técnica aunque hay que tener cuidado con los resbalones ya que hay bastante humedad. No es apta para personas con movilidad reducida. El tramo de vuelta (ruta circular) requiere un cierto esfuerzo físico ya que es una subida prolongada con bastante pendiente en algunos tramos. Merece la pena disfrutarla.

You can or this trail