Вријеме  7 сата 45 минуте

Број тачака  2718

Uploaded 26.09.2016.

Recorded септембар 2016

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
2.252 m
1.402 m
0
5,3
11
21,16 km

Погледана 1741 пут(a), скинута са сервера 53 пут(a)

близу  El Serval, Andalucía (España)

Subida a La Polarda, emblemática montaña de la Sierra Nevada Almeriense que constituye el dos mil más oriental de este macizo montañoso y que alberga próximo a su cumbre el Refugio-Vivac de La Polarda, uno de los más coquetos refugios que ofrece el parque nacional.
Para ascender a esta cumbre lo hacemos siguiendo el Sendero Sulayr en el trazado de su etapa 12 que nos conduce a las inmediaciones del refugio pasando por lugares emblemáticos como la Estación del Encinar, los Cortijos de la Majada del Moreno y el del Cerrajero. Desde el refugio abordaremos el Peñón de la Polarda y el vértice geodésico de La Polarda, a 2253 msnm, y que nos brinda unas vistas estratosféricas a la Sierra Nevada Almeriense, Valle del Río Nacimiento, la Sierra de Baza, la Sierra de los Filabres, la Sierra de Gádor, el Desierto de Tabernas y el litoral almeriense, con el Mar Mediterráneo bañando la Bahía de Almería y el Cabo de Gata como telón de fondo.
Realizamos la ruta de forma circular por lo que descendemos por los Prados de Carbonell y la Loma del Canalón visitando algunos de los múltiples y vetustos cortijos que jalonan la loma con una vistas imponentes a la abrupta cara norte de esta porción de Sierra Nevada. El Prado de los Chortales, las Fuentes del Avispero y de Paredes, el Mirador de Haza Ribera y la sucesión de barrancos que rasgan estas laderas son los enclaves por los que discurre el Sulayr en el tramo final de la ruta.
Iniciamos la ruta en las proximidades del Cortijo de la Venta del Serbal, justo en el cruce de la pista que conduce a él. Para llegar aquí debemos tomar la carretera AL-3404 entre Abla y Ohanes y salirnos de ella en el cruce próximo al punto km. 20 donde aparecerá una pista en mjuy buen estado que conduce a las Areas Recreativas y al Aula de la Naturaleza de Paredes. Tras 2 kms de pista llegaremos a este punto.
Apreciaremos hitos y balizas del sendero Sulayr, sendero de gran recorrido que conforma un anillo a todo el Parque Nacional de Sierra Nevada de más de 300 kms en 19 tramos y que en esta ruta vamos a recorrer casi íntegra su etapa 12.
Seguimos la pista siguiendo los hitos del Sulayr hacia el este pasando junto al Cortijo del Serbal tras el cual la pista se dirige hacia el sur hasta llegar al Barranco del Serbal, donde la pista traza una curva tras la cual apreciaremos unos peldaños de madera en el margen derecho de la misma que tomaremos abandonando la pista para seguir el sendero Sulayr ahora a través del frondoso pinar en fuerte pendiente de subida, la más acusada del día en ascenso, y que de forma bastante explosiva nos va a permitir ganar altura entre el pinar de repoblación que ocupa toda la loma.
Poco a poco la pendiente se va moderando mientras el sendero toma dirección sureste y atraviesa la cabecera del Barranco del Fresnillo. Comienzan a aparecer encinas en manchones intercalados entre el pinar mientras nos introducimos en el Coto del Serbal. Atravesamos la cabecera del barranco de Peloncho mientras poco a poco el encinar con ejemplares de buen porte acaba imponiéndose en el paisaje, ocupando lo que es suyo, como evidente muestra de bosque mediterráneo que de siempre ha predominado por estos lares a pesar de la intensa labor de reforestación de pinar que ha sufrido la zona.
LLeganos a Barranco Hondo, siguiendo el precioso sendero ya con una pendiente bastante cómoda y que nos ofrece unas fantásticas vistas al Cerro de Montenegro y al fondo podemos divisar la Bahía de Almería y el Cabo de Gata, siempre que la visibilidad del día esté de nuestra parte, evidentemente.
Seguimos hacia el sur hasta llegar a la Loma de la Atalayuela donde el sendero cambia de dirección y toma rumbo oeste para poder rodear el Cerro de Guzmán. La cumbre de La Polarda aparece ya ante nuestros ojos como atrayente destino final de nuestras ascensión. Momentáneamente abandonamos el sendero para llegarnos unos metros por debajo de éste a las ruinas de la Estación del Encinar, una instalación perteneciente al Cable que transportaba el mineral de hierro desde las minas de Beires hasta la Estación de tren de Doña María, desde donde era transportado al Puerto de Almería. Este enorme cable aéreo de más de 15 kilómetros de longitud construido en 1904, llegó a ser el segundo más largo de España y fue construido por la compañía "Teste Moret Compagnie" de Lyon. La explotación minera de esta zona comenzó a finales del siglo XIX pasando por diversas manos como la Societe des Mines de Beires, The Soria Mining y finalmente en 1927 por la sociedad Echevarrieta y Campbell y se cierran definitivamente en 1.931. En 1.942 se desmonta el cable y se abandona por completo el lugar. Al lado de las ruinas de la estación podemos ver los hornos donde se eliminaba la lastra del mineral para facilitar su transporte al reducir su peso.
Dejamos atrás estos históricos vestigios y subimos campo a través hacia el norte hasta retomar de nuevo el Sendero Sulayr que tras ascender un tramo de pendiente acusada por la Loma de la Atalayuela toma el trazado de una antigua acequia suavizando muchísimo el ascenso, siendo apenas percibible. El tramo que ahora llevamos discurre entre encinas de gran porte remontando a cierta altura el Barranco de la Atalayuela en su vertiente natural izquierda siguiendo una dirección oeste y nos conduce a las ruinas del Cortijo de la Majada de Moreno o de Guzmán, de imponente factura, con sus curiosos contrafuertes así como horno, corrales, acequia y un entramado de huertos y sistemas de riego que delata la otrora intensa actividad agrícola y ganadera de este lugar.
El sendero sigue remontando el cauce del Arroyo de la Atalayuela para pasar a su vertiente natural derecha y ascender en otro explosivo tramo a las conocidas como Cañadas de la Polarda, donde el sendero toma dirección sur y atravesamos diversos afloramientos rocosos que amenizan el paisaje tras los cuales nos sumergimos de nuevo en el pinar, cuya sombra agradecemos tras atravesar los anteriores tramos que son bastante despejados. Escondido en el pinar encontramos el Cortijo del Cerrajero, que presenta dos estancias, una de uso ganadero y otra que sirve como pequeño refugio no guardado para el que lo pueda necesitar. Pasamos junto al aprisco de este cortijo y seguimos en ascenso un carril que nos conduce a la Fuente del Cerrajero, habitualmente seca, pero bastante vistosa con su forma lobulada y sus inscripciones del antiguo ICONA. Unos metros por encima de ella podemos observar el aljibe que la abastece.
El camino nos conduce a la pista principal que obviamos y tras cruzarla seguimos el sendero que discurre en ascenso junto a un cortafuegos para posteriormente sumergirse de nuevo en la frondosidad del bosque tomando dirección sur y tras atravesar de nuevo la pista seguir ascendiendo en un último repechón por el pinar para llegar finalmente a la Loma de la Polarda.
En la Loma de la Polarda encontraremos varios paneles indicativos de diversos senderos, y que evidencian que este enclave ha sido históricamente una encrucijada de caminos. Este lugar es donde se dice que el Sulayr da la vuelta, el punto más oriental de este gran sendero que circunvala este grandioso macizo montañoso que es Sierra Nevada. Abandonamos ya en este paraje el sendero que nos ha traído hasta aquí y tomamos la pista que progresa por el cortafuegos que asciende por la misma cuerda despejada de la Loma de la Polarda y que tras casi 1 km de continuo ascenso nos lleva al precioso Refugio-Vivac de la Polarda (2140 msnm), a los pies del Peñón de la Polarda y que presenta una estancia central abovedada y con tarima de madera que alberga unas literas con capacidad para 12 personas y un pequeño comedor con chimenea. A ambos lados de esta estancia central se encuentran la leñera y un pequeño aljibe. Uno de los refugios con más encanto que conozco y con unas vistas frontales a la Sierra de Gádor impresionantes, cuyos amaneceres deben ser algo sublime.
Desde el refugio afrontamos una corta subida para encaramarnos en lo alto del Peñón de la Polarda (2199 msnm) donde las vistas abarcan ya una vasta panorámica de 360º. Con el Pico de la Polarda ya a la vista continuamos la cuerda hacia el oeste cresteando el roquedal y siguiendo un pequeño sendero que nos facilita la progresión y nos conduce al vértice geodésico de La Polarda (2252 msnm), el dosmil más oriental de Sierra Nevada y donde como cabía esperar la panorámica que nos encontramos es de primerísima magnitud.
Hacia el norte podemos observar la Sierra de Baza y la Sierra de los Filabres en toda su extensión donde sobresalen las cúpulas astronómicas de Calar Alto, Las Hoyas y la dorma piramidal de la Tetica de Bacares. El Valle del Nacimiento y las localidades de Fiñana, Abla y Abrucena quedan bajo nosotros.Hacia el este podemos disfrutar del Montenegro, el Desierto de Tabernas, la Sierra de Cabrera, Sierra Alhamilla, la Bahía de Almería y el Cabo de Gata. Hacia el sur tenemos la Sierra de Gádor, el Valle del Río Andarax enmarcando la Alpujarra Almeriense y la Sierra de la Contraviesa. Hacia el oeste tenemos el resto de cumbres de la Sierra Nevada Almeriense y la Comarca del Zenete en plena Hoya de Guadix y más al fondo podremos apreciar Sierra Arana y Sierra Mágina si el día acompaña.
Desandamos nuestros pasos y volvemos al Refugio de la Polarda en este caso tomamos un senderillo que discurre por el borde superior del pinar por la cara sur de la cuerda evitando ésta y que nos conduce directamente al refugio donde no podemos dejar pasar la ocasión de almorzar en tan privilegiado “restaurante”.
Una vez repuestos iniciamos el descenso por el cortafuegos y a unos 100 metros nos desviamos a la izquierda para tomar un jorro que nos desciende en dirección norte entre el pinar con una pendiente muy acusada en el inicio y que poco a poco va suavizando el descenso. A los 700 metros llegamos al Prado Carbonell donde confluimos en un camino que tomamos a la izquierda en dirección noroeste para un poco más adelante desaparecer y seguir entre los pinos sin sendero definido pero manteniendo la dirección y el descenso. Poco a poco vamos saliendo del pinar mientras el descenso se vuelve más acusado. Vamos virando en direccíon norte mientras descendemos entre piornos hasta llegar a una depresión que tenemos bajo nosotros en el extremo occidental de las Cañadas de la Polarda.
En esta depresión merece la pena echar la vista atrás y contemplar la impresionante y agreste cara norte de La Polarda y el resto de cumbres que se alinean hacia el oeste, donde nos damos cuenta de lo abrupto, salvaje y atrayente de la cara norte de la Sierra Nevada Almeriense. Unos metros más arriba encontraremos un camino que tomamos en su inicio hacia el norte. Tras avanzar en suave descenso unos 700 metros por él nos encontraremos a nuestra izquierda otro camino de menor entidad que tomamos y que nos lleva zigzagueando hasta el Cortijo de Polarda, que evidencia que ha vivido mejores épocas porque desgraciadamente se encuentra en un estado deplorable.
Desde aquí ya continuamos el descenso prácticamente sin sendero definido hacia el oeste para llegar a unos 300 metros a las ruinas del Cortijo del Haza del Cuartillo ubicado junto a una hermosa noguera y con una bella era de piedra. Desde aquí nos introducimos en el Barranco de los Cortijillos que vadeamos por donde vemos más factible entre una profusa vegetación y arboleda de ribera para ascender posteriormente hacia el oeste y tomar un sendero poco definido en su inicio y que nos desciende por la Loma del Canalón hacia el norte. Más abajo nos desviamos de la Loma para llegar en unos metros campo a través a la Balsa del Canalón, hermoso nacimiento cuya agua es recogida en una balsa circular que en esta ocasión encontramos seca ante la escasez de precipitaciones del último año.
Desde la Balsa del Canalón tomamos un carril que desciende entre frutales y huertos al Cortijo del Canalón, o mejor dicho a los ca¡ortijos puesto que hay varias edificaciones junto a una era, unas de antigua construcción y otros de más reciente factura pero conformando un enclave de panorámica privilegiada a los pies de los inmensos tajos y barrancos que surcan la cara norte de La Polarda y el Cerro Mancaperros.
Seguimos la pista que tras varios serpenteos desciende la Loma del Canalón hacia el norte hasta llegar a la pista principal donde confluimos de nuevo con el Sendero Sulay que discurre cómodamente por dicha pista en dirección al Área Recreativa de La Roza. Seguimos pues la pista a la derecha en dirección contraria a La Roza, es decir hacia el este en dirección al Cortijo del Serbal que se encuentra a poco más de 4 kms de aquí siguiendo la pista.
Pasamos junto al Barranco de los Cortijillos para iniciar una suave subida pasando junto a la Fuente del Avispero, antigua fuente hoy abandonada y seca en el que si nadie lo remedia (que parece que no lo van a remediar) acabará sumida en el zarzal que poco a poco la está cubriendo. El camino continua entre el pinar para llegar al Barranco de los Chortales, tras el cual encontramos un rezume de agua junto a la pista en plenos Prados de los Chortales.
Más adelante llegamos al Mirador de Haza Ribera, espléndido enclave que nos da vista al Valle del Río Nacimiento y a las poblaciones de Abrucena y Fiñana además de a la Sierra de los Filbres y las caras norte de la porción más oriental de la Sierra Nevada Almeriense pudiendo identificar las cumbres La Polarda, El Buitre y La Cumbre entre otras.
Dejamos atrás este otero, y continuamos el sendero Sulayr por la pista en dirección este para llegar en 1 km desde el mirador a la Fuente de Paredes, junto al Barranco de los Goterones, en una sombreada y apacible ubicación y cuyo banco de piedra invita a prolongar la parada obligada en este lugar.
Continuamos la pista atravesando la Loma de Lutrines para introducirnos ahora en el Barranco de los Aceres, muy arbolado y de vegetación profusa, tras el cual llegamos a un cruce ya en las proximidades del Cortijo del Serbal donde la pista que desciende a la izquierda nos conduciría al Aula de la Naturaleza de Paredes pero que nosotros obviamos siguiendo el Sulayr por la pista que asciende hacia el este y que en unos metros nos lleva a nuestros vehículos poniendo así punto y final a esta impecable ruta.

4 коментар(а)

  • Слика од avhinojosa

    avhinojosa 05.10.2017.

    I have followed this trail  View more

    Gracias por este track y por muchos otros. Un acierto hacerla circular cuando la mayoría sube y baja por el mismo sitio por el Sulayr. Pensé hacerla circular por el GR 142, pero este tramo tenía mucha pista y va en paralelo al Sulayr, por lo que no aporta mucho. Le he hecho algunos cambios menores en la parte que no es Sulayr. Es algo personal teniendo en cuenta los gustos del grupo que llevaba. No quiere decir que mis cambios sean mejores. Tu diseño es impecable. Enhorabuena.

  • Слика од PJCastro

    PJCastro 06.10.2017.

    Gracias Antonio. Viniendo del gran maestro honran sobremanera las felicitaciones. Espero que la hayais disfrutado tanto como nosotros. Es una maravilla de recorrido y paisaje. Un fuerte abrazo!!!

  • Слика од avhinojosa

    avhinojosa 06.10.2017.

    Para maestro, me quedo contigo. Eres de lo mejor que hay en Wikiloc. Creo importante poner el enlace a mi ruta con los cambios y propuestas de cambio para que quien quiera replicarla tenga donde elegir. https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20085264
    Abrazos

  • Слика од cmasero

    cmasero 31.12.2017.

    I have followed this trail  проверено  View more

    Insistir en que el descenso de La Polarda se realiza atrochando sin sendero balizado ni homologado

You can or this trail