mauka
25 2 17

Вријеме  4 сата 7 минуте

Број тачака  1159

Uploaded 20.07.2014.

Recorded јул 2014

-
-
2.033 m
1.776 m
0
2,8
5,7
11,35 km

Погледана 2096 пут(a), скинута са сервера 47 пут(a)

близу  Aguerzaka, Souss-Massa-Drâa (Morocco)

Una ruta sencilla hacia una zona poco turística de Marruecos pero espectacular como pocas: las gargantas del río M'Goun.
Saliendo desde el pueblo de Agrzga se puede llegar, andando o en mula, a través del río hasta Ifsfsan, donde descansar y comer en el Refugio del Grupo Xaluca. Este lugar es el punto de partida para adentrarse en las gargantas del M'Goun o subir hasta la cima de la segunda montaña más alta de Marruecos, el Ighil M'Goun con 4071 metros.
En esta excursión no solo se disfruta las gargantas del río M'Goun sino el camino hasta ellas. Durante el camino se cruzan valles espectaculares y vergeles, mientras se descubre la dura vida de los berebers en estas montañas.
La ruta empieza en el pueblo de Agrzga, unas pocas casas flanqueadas por el Atlas, son el punto de encuentro con los portadores y sus mulas.
Durante el camino imponentes desfiladeros flanquean el paso. Durante millones de años el agua se ha abierto paso entre las montañas calcáreas creando un bello espectáculo.
El río no es solo alimento para los campos de la población bereber que habita la zona. También permite la comunicación y el desplazamiento entre los pueblos. Por eso no es extraño cruzarnos con personas, desde mujeres solas a familias enteras, en mula o a pie, durante el recorrido. Gente amable que siempre intercambia un "As-salam alaykom", pero es recomendable viajar con un guía que hable bereber para poder conocerlos mejor.
Durante el camino se producen sorprendentes pequeñas explosiones de color. El agua del río permite el cultivo de pequeñas plantaciones de maíz, melocotones o alfalfa.
Los huertos no son la única sorpresa, en las zonas menos profundas del río se alzan a sus orillas, casas de adobe y paja. Algunas hace tiempo deshabitados, otras en plena ebullición forman pequeños poblados donde transcurre la vida. Por eso no es extraño cruzarse con niñas que cargan leñas, o mujeres que golpean con dureza las alfombras en el río.
Los huertos no son la única sorpresa, en las zonas menos profundas del río se alzan a sus orillas, casas de adobe y paja. Algunas hace tiempo deshabitados, otras en plena ebullición forman pequeños poblados donde transcurre la vida. Por eso no es extraño cruzarse con niñas que cargan leñas, o mujeres que golpean con dureza las alfombras en el río.
Los pueblos también son un lugar para pararse a descansar y comer. Un alto en el camino puede convertirse en una enriquecedora experiencia personal. Los niños de los alrededores, curiosos como todos, se acercan para conocer al intruso, a quién preguntan y miran interrogativamente. Cuando el hielo se rompe y la confianza aumenta la pausa se vuelve diversión con los pequeños.
Mientras se cruza el río de orilla a orilla, evitando las zonas más profundas, el recorrido regala impresionantes postales.
Las casas se suceden durante el recorrido. A veces construidas en las laderas de las montañas solo el sonido de los tambores o un grito de saludo evidencian la presencia humana.
Es espectacular parar un momento atención a las montañas, como se han ido moldeando a lo largo de millones de años por la presión del agua.
Última parada del recorrido Ifsfsan. El lugar ideal para descansar y comer en el Refugio del Grupo Xaluca. Desde allí es el punto de partida, para recorrer con equipaje ligero, las garganas del M'Goun. Un espectáculo geológico impresionante, que merece ser visitado más que leído.

Коментари

    You can or this trail