mazaira

Вријеме  11 сата 7 минуте

Број тачака 2540

Uploaded 25.06.2016.

Recorded јун 2016

-
-
1.617 m
334 m
0
8,8
18
35,22 km

Погледана 1308 пут(a), скинута са сервера 22 пут(a)

близу Veigamuiños, Galicia (España)

De mañana, muy temprano, en la estimada compañía de Santiago Melo Moreno (Santi), su perrito “Roque”y este servidor, nos dispusimos a realizar esta larga y dura ruta el día 25/06/16 que alcanza los municipios de O Barco, Rubiá y algo de Vilamartín y que en parte linda con la Comarca del Bierzo. No es una ruta espectacular de grandes alturas pero sí exigente físicamente y contando con buenas vistas panorámicas y cierto atractivo para los senderistas por los populares peñascos aislados que la conforman como son: Penaguillón, Tres Marías (Penas Marías), Silla de la Reina y Pena (Peña) Laza. Día nublado a primeras horas de la mañana con neblina en la montaña para, a media mañana, lucir y calentar el sol.

También puede interesaros la ruta: “O BARCO - PENA GUILLÓN-TRES MARÍAS - O BARCO 27/06/12 (2) ". Enlace en “Ver más” en letras azules a continuación de los datos del GPS.

Resumen de la ruta

• Partimos del pabellón polideportivo de la villa de O Barco de Valdeorras.

• Pasamos pueblos interesantes con historia como O Castro, Outarelo y Veigamuiños.

• Alcanzamos las cimas más importantes de nuestra zona.

• Descendimos un gran y pronunciado cortafuego.

• Pasamos por frondosos pinares.

• Cruzamos la cantera de caliza de Cedie (abandonada).

• Nos situamos en el “Mosteiro” (Monasterio) de Xagoaza.

• Recorrimos un tramo encantador de la ruta de la “Vía Nova”a la vera del río Mariñán y descendimos al barrio de Termiñá donde bebimos, en su fuente, su fresca agua.

• Pasamos al lado de la capilla de San Antonio de Padua (Cedie).

• Finalmente llegamos de nuevo al pabellón de donde partimos.

O Barco de Valdeorras

El Barco de Valdeorras (oficialmente desde 1984 y en gallego, O Barco de Valdeorras) es un municipio situado en el extremo nororiental de la provincia de Orense (España). Localizado en el fondo del valle del Sil, bajo la Serra do Eixo, es la cabecera del partido judicial homónimo. Una de las bases de su economía, además de la explotación minera y tratamiento de pizarras, es la producción de vino acogido a la Denominación de Origen Valdeorras. Restos de la cultura romana y prerromana y varios pazos señoriales son los monumentos más destacados del municipio.

Historia

En algunas cuevas de la Sierra de la Lastra se encontraron restos humanos primitivos. En lugares próximos a El Barco hay petroglifos y asentamientos castreños. Los Gegurros, uno de los 22 pueblos que formaban parte del convento asturicense, eran los antiguos pobladores de estas tierras y de ese gentilicio deriva el topónimo actual de la comarca (Val-de-giorres).

La romanización fue intensa en un territorio tan estratégico como rico en minerales. Entre las Médulas y Montefurado son frecuentes las huellas de la actividad extractora del oro. Por Valdeorras pasaba la Vía Nova (la XVIII del itinerario de Antonino), que unía Braga y Astorga, y otras vías secundarias que obligaron a construir puentes que son testigo de aquella época.

En la Edad Media el Señorío de Valdeorras fue administrado por la nobleza. Condes de Lemos, Marqueses de Villafranca y Condes de Ribadavia fueron marcando sus destinos. La fortaleza del Castro es el referente de aquella época. Esta pequeña villa fue cabeza de jurisdicción hasta comienzos del siglo XIX. Los monasterios de la vecina comarca del Bierzo y la Orden de San Juan de Jerusalén compartieron con la nobleza la administración de estas tierras. De la Alta Edad Media destaca el complejo románico de San Miguel de Xagoaza, perteneciente a la Orden de Malta.

En 1809 grupos de guerrilleros valdeorreses bajo el mando del Abad de Casoio impidieron, en Sobradelo, el paso de las tropas francesas del mariscal Soult. A finales de ese mismo siglo, Valdeorras, que estuvo representada en las Cortes de Cádiz por el párroco de Vilamartin, el liberal Ruíz de Padrón, se abre al mundo moderno con el ferrocarril, que llega en 1883, pocos años antes de construirse en El Barco el puente de San Fernando, esencial para mejorar la comunicación de la comarca.

Origen del topónimo

El Barco está situado en la parte suroriental de Galicia, en la comarca de Valdeorras, ocupando parte de la llanura aluvial del río Sil y entre las montañas que limitan su contorno. Esta configuración del terreno es la que puede haber dado origen al topónimo. El Barco, a partir de una base prelatina, probablemente céltica, *barc o *barg (concavidad).

Otra teoría muy extendida, pero con escasa base científica, defiende que el nombre de El Barco proviene de la instalación, en época romana, de una barca hasta la zona de Viloira, con el fin de comunicar las poblaciones existentes a ambas márgenes del río. En torno a lo que en un principio fue la caseta de los barqueros (puerto de la barca) —y a lo largo de la calzada romana, hoy Calle Real— fueron surgiendo las construcciones y configurándose el núcleo de El Barco de Viloira.

Economía

El Barco basa su economía en la explotación y tratamiento de las pizarras y en su viticultura. Las pizarras constituyen la base del dinamismo económico y del comercio de exportación, siendo el municipio un importante centro de referencia de la pizarra. La comarca exporta pizarra a los siguientes países: Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Andorra, EE.UU., Suiza, Australia, Irlanda, Japón, Argentina, Holanda, Chile, Portugal, México, Suecia, Dinamarca, Chipre, Canadá, República Dominicana y Marruecos.

Dentro de su producción agroindustrial, el cultivo de la vid ocupa un papel predominante. La adecuada temperatura e insolación, unidas a un suelo adecuado, favorecen su extensión a lo largo de las laderas produciendo un vino de calidad (con las variedades autóctonas de godello y mencía) acogido a la Denominación de Origen Valdeorras. La mayor parte de su producción está cooperativizada y posee una importante comercialización. También es de citar el cultivo de la castaña, el cual adquiere cada vez mayor relevancia. (Fuente: Wikipedia).

Hechas las importantes referencias paso a comentar la ruta.

Comenzamos delante del pabellón polideportivo (con aparcamiento gratuito) cruzando el paso de peatones y tomando la calle o rúa Río Galir pasando por delante de la estación de autobuses y piscina climatizada municipal para, luego, pasar un túnel o viaducto del ferrocarril. Nada más pasarlo, giramos a la derecha (al lado de la gasolinera de Veigamuiños) tomando la calle Camiño das Tres Marías (Camino de las) que nos conduciría hacia Veigadecabo, el cual pasamos rozando su parte alta. Continuamos en ascenso para llegar a la entrada de O Castro con su Pazo de Flórez (hoy complejo hostelero) y fortaleza con torre medieval (en rehabilitación) contando con una monumental fuente y mirador con vistas a O Barco.

Giramos a la derecha al lado del reducido parque infantil con fuente, y subimos por una estrecha calle de tierra para salir a la carretera local OU-0808 que se dirige al pueblo de Outarelo, al que pronto llegaríamos, donde destaca su capilla en honor a San Francisco Blanco (patrón del dolor de cabeza, que se celebra el 5 de febrero). Permitidme que haga un inciso para recordar con añoranza las romerías de antaño, en este día, en el que subíamos de O Barco, familias y grupos de amigos para oír misa y posteriormente hacer una comida campestre (en los prados y viñas al sol) acompañada de vino tinto casero y posterior copita de licor de “hierbas“(con lo que regresábamos más contentos de lo normal); seguida de música y baile amenizado por grupos de la zona en su reducida plazuela enfrente de la capilla. Si el día 5 coincidía en día laborable pedíamos permiso al maestro de la escuela, nuestro recordado D. Manuel Hernández para hacer “la rata” y no tener clase, único día del año como algo excepcional, aparte de las dos fiestas locales y nacionales.

Continuando con la ruta, subimos y cruzamos Outarelo hasta la última casa donde giramos a la izquierda tomando un camino de tierra pasando entre castaños desde donde tenemos una vista del pueblo de Vilanova para luego llegar a un pinar y seguidamente salir al camino forestal conocido como el de las “11 curvas” que se contabilizan antes de girar a la derecha (dejándolo) y tomar el que nos llevará a “Penaguillón” y “Tres Marías”. Tras una dura ascensión, llegamos a la altura de Penaguillón, siendo esta una roca solitaria en medio de abundante brezo (urce) que girando a la izquierda, y caminando un corto tramo entre el mencionado matorral, llegamos a su base donde hay una corta pedrera de grandes rocas que subimos con cuidado y nos encaramarnos en su cima (1277 m) donde tenemos otra piedra vertical como hito de cumbre. Hicimos las fotos de rigor, teniendo en frente (muy cercanas) a las Penas (Peñas) Marías conocidas popularmente como “Tres Marías”.

Tras Santi darle de beber a Roque, descendimos Penaguillón con prudencia sin poder evitar la pedrera, y en corto trayecto con desvío a la derecha, tomamos el ramal hacia aquellas llegando a la base de las archiconocidas (en Valdeorras) “Tres Marías” (1253 m) en las que nadie, que yo sepa, se sube por su gran dificultad, no lo seria para un escalador. Nuevas fotos de estas casi simétricas y equidistantes rocas. Asomándonos a la altura de las mismas tendríamos una buena panorámica de Rubiá, si no fuera por la neblina que todavía persiste; seguidamente aprovechamos para comer alguna fruta y barritas energéticas. Para los senderistas de O Barco es un deber y un reto llegar a este lugar.

Reanudamos la ruta saliendo por la parte izquierda (mirándolas de frente) entre brezo y sin sendero, aunque se intuye. Salimos a un camino-cortafuego (después de andar unos 20 metros) por el que descendemos con una pendiente muy pronunciada durante aproximadamente 250 metros, para luego girar a la izquierda y seguir un camino que asciende suavemente encontrando una fuente formada por un tubo delgado de cobre, que nos vino bien para preservar nuestra agua. Más adelante, pasaríamos cercanos a la Peña la Silla da (de la) Reina, por su cara sudeste (reconocible por tener una abertura a modo de sillón en su parte inferior), para al final del camino salir a una bifurcación que seguiremos por la derecha (el de la izquierda termina en la captación de agua denominada como “Nacedeiro” para el consumo humano con fuente del “regueiro” (arroyuelo) de Puxeiros para proveer al pueblo de Portela), como decía seguimos el de la derecha y después de dos giros a la izquierda comenzamos la dura y larga subida hacia el Piornal en la cual ya podemos ver Rubiá, Petín, Tres Marías, Penaguillón y el resto de peñas citadas anteriormente.

Llegamos a la base de la solitaria “Pena” (Peña) Laza (1553 m), roca donde hicimos una parada ya que “Roque” encontró, al borde del camino, un charco y se tumbó en él para refrescarse con lo cual dejamos que disfrutara de la “piscina” unos pocos minutos ya que él también lo necesitaba y máxime con el sol radiante que hacía que nuestro caminar fuese más lento. Finalmente, el perrito a la llamada de Santi se levantó y continuamos la marcha y después de un buen trecho y distancia alcanzaríamos el Piornal (1526 m) en el que su vértice geodésico está arrancado quedando solamente la base donde hicimos las fotos de recuerdo; unos metros más adelante está un gran hito de piedras en el que hicimos nuevas fotografías. Desde este alto, tenemos una buena visión hacia el pueblo leonés de Lusio, Tres Marías y demás peñas nombradas anteriormente así como también el Alto da (de la ) Abellonciña y Turrieiro que serán los siguientes hacia los que nos dirigimos. Este punto es límite entre las Comunidades de Castilla y León (zona de El Bierzo) y Galicia.

Proseguimos la marcha por el cordal un tramo corto ya que el brezo (urce) era abundante y alto sin sendero visible, por lo que enseguida descendimos al camino siguiendo por este y pasando por debajo del Alto da (de la) Abellonciña (1535 m) del cual vemos su gran hito de piedras, al que no subimos por lo citado anteriormente sobre el brezo.

Continuamos por el camino (haciéndose más llevadero que la subida al Piornal) y, después de un buen trecho de varios quiebros a derecha e izquierda, subimos un amplísimo y limpio cortafuego situándonos en el gigantesco hito de piedras que representa al Turrieiro. Las vistas son estupendas en las cuatro direcciones cardinales, con la panorámica de los pueblos de Lusio y Oencia, así como una empresa pizarrera en la parte leonesa y su cadena de montañas; en la parte gallega todas las peñas citadas anteriormente más el pico “Montouto” (1541 m) situado en la “Serra da Lastra” (Sierra de la Lastra). Llegar hasta esta cima del Turrieiro sería nuestro último objetivo de la ruta. Siendo las 14 horas, nos dispusimos a comer después de cambiarnos las camisetas sudadas y abrigarnos algo, habiendo recorrido hasta estos momentos 21.6 km, empleado 6:40´ horas totales de la cuales 1:18´horas estuvimos parados, lo cierto es que no habíamos establecido un tiempo predeterminado total de finalización de la ruta. Como podéis apreciar fuimos despacio con bastantes paradas y en este lugar empleamos 50 minutos entre la comida, fotos y descanso por lo que la media sería más bien baja aunque la mantendríamos subiendo al final de la ruta una décima.

Habiendo descansado lo necesario, emprendimos el regreso pero en vez de descender por donde llegamos, retrocedimos unos pocos metros y nos desviamos a la izquierda tomando un camino-cortafuego con algo de matorral bajo por el que descendimos saliendo al camino. De esta manera, acortamos el trayecto para más adelante desviarnos a la derecha tomando otro cortafuego que enlazaría con un tercero el cual era muy ancho, despejado y larguísimo, con una gran pendiente descendente llegando a pasar por el lateral de un gran pinar. Finalmente, tomamos un desvío a la derecha y seguimos un camino (dejando el interminable cortafuego) en descenso suave entre pinares, teniendo a la vista los pueblos de Baxeles y Córgomo para luego llegar a un estanque donde Santi, viendo el cansancio de Roque (que se detenía y acostaba a la sombra, debido en parte al fuerte calor), lo metió en el estanque para refrescarlo cosa que Roque agradeció ya que luego caminaba más ligero.

Seguimos el camino para, finalmente, desviarnos a la derecha por otro entre pinares pasando por la parte superior de la cantera de Cedie desde donde tenemos una buena imagen de nuestra villa de O Barco. Continuando el descenso, tenemos al borde del camino un manantial que no tiene caño por lo que no bebimos de su agua. Más adelante, giramos a la izquierda siguiendo otro camino que nos llevaría a pasar por el medio de la cantera de Cedie donde la maquinaria, tolvas y demás material son hoy chatarra, después pasaríamos por su parte baja donde, no hace tanto tiempo, se extraían las piedras de caliza para producir carburo (hoy en día abandonada).

A continuación, salimos a la carretera de la cantera que pasa por delante de “Vilarrica” (Villarrica) para dejar la carretera girando a la derecha y pasar sobre un pastor eléctrico para caminar por un bosquecillo de encinas pasando de nuevo el pastor eléctrico al final del camino (que Santi abrió y cerró a nuestro paso, evitando así la carretera y acortando el recorrido). Salimos de nuevo a la carretera para pasar enfrente de la bodega Viña Godeval en la que se produce el excelente vino de la variedad de uva “godello”, pocos metros después llegamos al “Mosteiro” (Monasterio) de Xaguaza, antiguo Alberge de peregrinos del Camino de Santiago de Invierno, con su capilla en honor a San Miguel (situado en un lugar encantador, en el que en su capilla se celebran buen número de bodas entre las cuales, recientemente, la de la hija de mi compañero Santi), propiedad hoy en día (según tengo entendido) de la empresa eléctrica Gas Natural. En dependencias del “Mosteiro” la bodega Viña Godeval tiene la bodega (valga la reduncancia) para la crianza y conservación de sus caldos. En este lugar (en su zona de recreo), Santi se encontró con D. Honorato López Isla, al que saludó y me presentó.

A D. Honorato tuve el honor de conocerle hace muchos años por haber jugado al fútbol como compañeros y aficionados en el equipo de nuestra villa en la década de finales de los años 50 y principios de los 60. Su presencia en este lugar es debido a su vinculación con la bodega Viña Godeval. Este destacado gallego de Santa Cruz de O Bolo (Orense), nacido en 1947 se trasladó de niño con sus padres a O Barco donde comenzó sus estudios y posteriormente a Madrid donde los finalizó consiguiendo la titulación de ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Escuela Técnica Superior de Madrid y cuenta con un postgrado en Dirección de Empresas por el IESE Business School. También fue consejero delegado y vicepresidente de Unión Fenosa hasta 2009, y actualmente presidente de la operadora R así como socio fundador y apoderado de Smartener entre otras grandes empresas de las que forma parte como directivo en cargos de responsabilidad.

Nos despedimos de D. Honorato y continuamos la marcha tomando el camino de la “Vía Nova” pasando por el barrio de O (El) Ferradal donde podemos ver, en la parte superior de una casa, un antiguo horno de barro donde se cocía el pan. A pesar de caminar por camino asfaltado, es una delicia ya que durante su recorrido está cubierto de árboles en ambas orillas que nos proporciona una estupenda sombra, además de escuchar el canto de los pájaros y el murmullo del río Mariñán que desciende a su vera. Al borde del camino, tenemos un poste que nos informa que estamos en el kilómetro 27 de la “Vía Nova” de Biobra a Petín, muy pronto llegaríamos al barrio de Tremiñá donde beberíamos en su fuente agua fresca, luego seguimos para pasar un túnel sobre la N-120 para salir perpendiculares a la carretera de Veigamuiños teniendo de frente la iglesia de Santo Tirso de dicho pueblo.

Nada más pasar la iglesia, giramos a la izquierda siguiendo el cauce del río Mariñán para a continuación cruzar con suma precaución la vía del ferrocarril (con buena visión en ambos sentidos) entrando en terrenos de la fábrica de hidrocarburos de Cedie con paseo cubierto por arboles plataneros de gran tamaño y antigüedad. A continuación, tenemos las casas abandonadas y en ruina (excepto la capilla de San Antonio de Padua, en un extremo, donde se oficia el culto religioso) de lo que fueron las viviendas de los trabajadores de Cedie, la cual fue durante muchos años la mayor empresa de Valdeorras aunque bastante contaminante por el polvillo en la fabricación del carburo. Tengo que hacer una mención especial (os pido disculpas por el paréntesis) en recuerdo de mi padre (fallecido, D.E.P.) que ha sido unos de los obreros pioneros de esta empresa el cual rotuló y pintó en la fachada de la misma las siglas C.E.D.I.E.

Finalmente, nada más salir de los terrenos de la citada capilla, que lindan con la carretera N-536 y tras cruzarla por el paso de peatones llegamos al pabellón polideportivo que está enfrente de donde partimos, dando por terminada esta larga ruta. Nos despedimos y nos fuimos para casa andando.

Como veis hemos parado bastante tiempo (02:17:10 horas), sin demasiadas prisas (colocación de trípode para algunas fotos, marcar waypoints, descanso en varias cimas, comida relajada y saludar a una persona conocida) por lo que los senderistas con cierta preparación física pueden reducirla al menos en una hora, por lo que creo que con 10 horas se puede realizar.

Esta es una ruta larga y dura donde apenas encontrareis agua (tenerlo en cuenta) siendo entretenida por sus especiales “Peñas”, paisaje, sus pueblos y barrios, Mosteiro… y más cosas que descubriréis si recorréis este “¡¡Buen camino!!” del que os sentiréis satisfechos por el logro personal.

Nos vemos en la próxima, que comienzo hoy mismo a prepararla.

Cordiales saludos.

Localización:

Mapa Topográfico Nacional de España:O Barco de Valdeorras nº 190 – IV; Rubiá nº 190 – II. Escala 1:25.000

Datos del GPS:

General
Nombre Archivo Track: O BARCO – PENAGUILLÓN – TRES MARÍAS – PIORNAL – TURRIEIRO – O BARCO 25/06/16

Nombre del usuario: mazaira

Nombre de la salida: Pabellón polideportivo de O Barco

Comentarios del Track:

Fecha y Hora
Día 25-06-2016
Hora de salida 07:07:54
Hora de llegada: 18:15:47
Duración 11:07:53
Diferencia entre hora local y UTC: (no definida)-02:00:00
Tiempo parado 02:17:10
Tiempo en movimiento 08:50:43

Distancias
Distancia proyectada 35.22 km
Distancia con alturas 35.55 km (real 36.20 km)

Alturas
Track con alturas (3D): Sí
Altura Máxima 1617 m
Altura Mínima: 334 m
Altura de la salida: 346 m
Altura de la llegada: 334 m
Ganancia desde la salida 1270 m
Desnivel salida-llegada -12 m
Desnivel máximo 1282 m
Ascen.acum. 1576 m
Desc.acum. 1600 m
Max. Velocidad Vertical: 1044 m/h
Min. Velocidad Vertical: -2160 m/h
Max Pendiente 24.4 %
Min Pendiente -37.6 %

Velocidades
Velocidad media 3.2 km/h
Velocidad máxima 7.1 km/h

Puntos de Track
Número de puntos 2540
Intervalo de grabación 15

View more external

parking

PABELLÓN POLIDEPORTIVO DE O BARCO

Замак

O CASTRO

Sacred architecture

OUTARELO

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

drvo

PINAR

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

Pаскрсница

DESVÍO DERECHA

Waypoint

CAMINO

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

vrh

PICO PENAGILLÓN (1277 m)

vrh

TRES MARÍAS (1253 m)

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA - CAMINO

fontana

FUENTE

Pаскрсница

RECTO

Pаскрсница

DESVÍO DERECHA

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

vrh

PEÑA LAZA (1353 m)

Waypoint

GRAN HITO DEL PIORNAL

vrh

PIORNAL- VÉRTICE GEODÉSICO (1526 m)

vrh

ALTO DA ABELLONCIÑA (1535 m)

vrh

TURRIEIRO (1612 m)

Waypoint

CAMINO

Pаскрсница

DESVÍO DERECHA - CAMINO CORTAFUEGO

drvo

GRAN PINAR

Pаскрсница

DESVÍO DERECHA - CAMINO (FIN CORTAFUEGO)

drvo

PINARES

Pаскрсница

DESVÍO DERECHA

Mine

CANTERA (PARTE SUPERIOR)

fontana

MANANTIAL

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

Mine

CANTERA (PARTE INFERIOR)

Pаскрсница

DESVÍO DERECHA - BOSQUECILLO DE ENCINAS

Sacred architecture

MOSTEIRO (MONASTERIO) DE XAGUAZA

Waypoint

CAMINO VÍA NOVA

fontana

BARRIO DE TREMIÑÁ

Sacred architecture

VEIGAMUIÑOS

Ризик

CRUZANDO LA VÍA DEL FERROCARRIL

Waypoint

LA PRIMERA DE LAS 11 CURVAS

Waypoint

ESTANQUE

Pаскрсница

DESVÍO IZQUIERDA

Waypoint

SALIENDO AL CAMINO-CORTAFUEGO

CAMINO

Коментари

    You can or this trail