Moving time  један сат 47 минуте

Вријеме  2 сата 51 минуте

Број тачака 1333

Uploaded 26.03.2019.

Recorded март 2019

-
-
662 m
554 m
0
1,9
3,7
7,5 km

Погледана 28 пут(a), скинута са сервера 2 пут(a)

близу Rivas-Vaciamadrid, Madrid (España)

Senda Cortados Piul Rivas-Vaciamadrid
Comenzamos la ruta en el aparcamiento del Polideportivo Municipal Parque del Sureste, a 10 minutos de la parada de metro Rivas-Vaciamadrid. A la derecha del polideportivo, atravesando el aparcamiento, se encuentra el camino de tierra donde comienza la ruta. Esta ruta recorre los cortados del Piul, los cuales reciben dicho nombre por unas de las fincas que se encuentra a sus pies.
Continuamos hacia arriba por el camino de la izquierda. El camino de la derecha nos lleva a la calle Piscina Maspalomas desde donde podemos llegar a la laguna de El Campillo.
A medio camino en la subida, podemos acercarnos con cuidado al borde del camino para ver el Puente de Arganda, la antigua carretera de Valencia, donde transcurrieron hechos históricos como la Batalla del Jarama. También podemos ver la laguna de El Campillo.
Durante el recorrido encontraremos una flora muy adaptada a las duras y austeras condiciones ambientales de los cortados yesíferos que se conoce como vegetación gipsófila. Estas especies presentan las siguientes adaptaciones: reducción de la parte aérea de la planta y aumento de la parte subterránea (sistema radical, especialmente pivotante), acumulación de agua en los tejidos, hojas pequeñas y perennes, aislamiento foliar mediante ceras y aceites (especialmente las aromáticas, de ahí su olor) y estrategia perenne o anual (especialmente las herbáceas). Entre ellas, se encuentra la Salsola vermiculata (foto), jabuna, efedra, ontina o tomillos.
Desde este mirador tenemos una estupenda panorámica del Valle del Jarama. Divisamos la laguna de El Campillo y hacia la derecha las lagunas de "Las Madres" o las de "El Porcal" además de los Cortados del Soto de las Juntas por donde transcurre el río Manzanares, la línea de árboles que apreciamos debajo de los cortados nos indica su presencia. Si seguimos la linea de los cortados llegaríamos al punto en el que el río Manzanares desemboca en el Jarama, por esa razón a este lugar se le conoce como Soto de las Juntas.
Dejamos el mirador a nuestra espalda para continuar el camino hacia el cerro testigo que observamos al fondo.
En días claros, podemos apreciar las formaciones montañosas de la Sierra de Guadarrama, desde los Siete Picos hasta la Bola del Mundo además de destacadas construcciones de la ciudad de Madrid como las torres de Plaza Castilla o Torrespaña (el Pirulí).
Atravesamos una zona de repoblación en la que podemos encontrar varias especies como pino carrasco, olmo, rosal silvestre...
En nuestro recorrido avanzamos dejando "la tarta" a mano izquierda.
"La Tarta" es un cerro testigo compuesto por varios estratos de rocas sedimentarias que muestran la historia geológica del terreno. Se pueden observan los depósitos lacustres en su posición horizontal original o ligeramente plegados. Los niveles más duros y cementados (de caliza y dolomías principalmente) aguantan mejor la erosión, y los más blandos (de arcilla y de yesos) se erosionan más fácilmente. El resultado son los entrantes y salientes que marcan la estratificación.
Al acercarnos a la tarta podremos ver marcas de excavadoras en las paredes. Esto se debe a que toda esta zona fue removida para adecuarla al cultivo, los materiales de las zonas elevadas rellenaron las vaguadas.
Durante el recorrido nos encontramos con tomillares que nos regalan su fragancia a nuestro paso. Entre las especies de tomillo destacamos: Tomillo común (Thymus vulgaris), es un arbustillo muy común en toda la península Ibérica, de flores rosadas. Sus hojas carecen de pelos y puede aparecer casi en cualquier tipo de suelo. Tomillo salsero (Thymus zygis), sus hojas tienen pelos y es estricto de yesos y zonas calizas.
Rodeando la tarta, podemos encontrar ejemplares de Genista scorpius o aulaga. Es un arbusto espinoso, de hasta 2 m de altura, muy ramificado y provisto de fuertes espinas laterales, axiales, en disposición alterna, muy punzantes. Hojas simples, alternas, lampiñas por el haz y sedosas por el envés. Flores en hacecillos de 3 o más, raramente solitarias y de color amarillo. Florece de enero a julio según la localidad y el año; el fruto es una legumbre alargada, lampiña, muy comprimida de 15 a 40 mm, con 2 a 7 semillas que se marcan al exterior. Como curiosidad el Alcaudón suele pinchar sus presas en las espinas de este arbusto.
Una vez que hemos rodeado la tarta y hemos llegado a la zona en la que se encuentran las genistas, tomamos el camino hacia la derecha y comenzamos a bajar.
En la bajada desde la tarta, cruzamos por una zona en la que la retama es el arbusto predominante. La retama de bolas (Retama sphaerocarpa) es una leguminosa cuyo nombre hace referencia a su fruto redondeado. Las plantas leguminosas, tienen raíces a menudo profundas y casi siempre presentan nódulos simbióticos con bacterias del género Rhizobium, que asimilan el nitrógeno atmosférico; de esta forma mejoran y fertilizan el suelo, enriqueciéndolo en nutrientes que pueden ser absorbidos por otras plantas. La retama se utilizaba para fabricar escobas y cubrir las techumbres de las casas, y sus frutos para hacer sonajeros. Es un retamar de repoblación muy desarrollado.
Al final de la bajada, llegamos a un cruce de caminos, nosotros continuamos hacia la izquierda. Por esta vertiente podemos apreciar un paisaje espectacular, la formación de cárcavas. Éstas se forman mediante un fenómeno geológico que se da en los suelos de yeso y caliza, la karstificación, que consiste en la disolución (meteorización química) de las rocas por acción del agua (aumentando con la presencia de CO2, favorecida por las presencia de seres vivos y las bajas temperaturas del agua), dando lugar a oquedades, cavidades y cañones.
Entre estas formaciones podemos observas restos de asentamientos de la Guerra Civil.
Desde aquí podemos observar otro fenómeno kárstico, la dolina. Se trata del hundimiento de las rocas evaporíticas (sales, yesos) por inflitraciones de agua; posteriormente los arroyos y torrentes se encajan en los hundimientos, y el agua los erosiona formando los espectaculares farallones de estos cerros yesíferos.
La cañaheja o Ferula communis es un arbusto perenne de hojas tiernas y foliolos planos y lineales. Sus flores amarillas forman umbelas. Las umbelas terminales de 20 hasta 40 radios son las únicas fértiles, y están rodeadas de umbelas laterales, largamente pedunculadas estériles.
Abrótano hembra (Santolina chamaecyparissus): Es una planta arbustiva perenne de un característico color turquesa nival otorgado por su pilosidad, perteneciente a la familia asteraceae (compuestas). Puede alcanzar hasta los 60 cm de altura y tiene hojas carnosas y algodonosas. Su inflorescencia amarilla está compuesta de flores idénticas tubulares.
En los cortados yesíferos destaca el esparto (Stipa tenacissima), una gramínea típica que forma los atochares y en cuyas hojas largas y estrechas almacena el agua. Es muy importante porque sus duros tallos y raíces frenan el viento, concentrando el polvo y evitando la erosión de los cortados. Su dureza ha sido aprovechada para fabricar cinchos, alpargatas o cuerdas.
En este punto nos encontramos otro fenómeno kárstico de menor escala. Es el hundimiento de una cavidad que se formó en los yesos por infiltraciones de agua. Posteriormente un arroyo se encajó en dicho hundimiento y fue rellenandolo en varias fases con materiales arenosos que es lo que se ve encima de los yesos y margas
Estas estructuras se forman por la erosión de los materiales más blandos (yesos y arcillas) dejando al descubierto los materiales más duros (calizas y dolomías). Sus paredes y oquedades forman fantásticos hábitats, tanto para anidar como para alimentarse, para especies como el cernícalo vulgar, chova piquirroja, mochuelo, búho real...
Desde este punto podemos apreciar el puente por el que discurre el Tren de Arganda que realiza un recorrido desde la Poveda hasta el apeadero que se encuentra en el inicio de la senda de la Laguna de El Campillo. Esta ruta fue restablecida gracias a la asociación sin ánimo de lucro “Centro de Iniciativas Ferroviarias Vapor Madrid” (CIFVM).
Se trata de un subarbusto de hasta 1 metro de altura, perenne, con tallos erguidos y muy ramificados y áspera al tacto.Las hojas son pilosas, alternas y con bordes curvos. Las flores son de un intenso azul-violeta con brácteas foliosas y estambres con anteras amarillentas. También se le conoce como hierba de las siete sangrías.
Desde lo alto del cortado se divisan diversas estructuras antrópicas. reconocerás el Centro de Educación Ambiental El Campillo, el cual puedes visitar de martes a viernes de 9 a 14:45, sábado de 10 a 17:45, y domingo de 9 a 14:45. Y la fábrica PACADAR, primera fábrica de acero pretensado de España, abierta en 1944.
Conectaremos de nuevo con el camino inicial sobre los cortados y descenderemos suavemente hacia el aparcamiento del polideportivo que divisamos con la vista.

Коментари

    You can or this trail