camilon04

Вријеме  7 сата 9 минуте

Број тачака  2685

Uploaded 17.05.2018.

Recorded мај 2018

-
-
1.590 m
677 m
0
5,1
10
20,32 km

Погледана 104 пут(a), скинута са сервера 8 пут(a)

близу  Alomartes, Andalucía (España)

Perteneciente a la cordillera Subbetica, en la zona mas occidental de la provincia de Granada, conocida como Poniente Granadino, y mas concretamente entre los términos municipales de Illora y Montefrio, se situa este macizo calizo que conforma la Sierra de Parapanda, que, orientada de norte a sur, y junto a las Sierras de Madrid, sierra Pelada y otras sierras menores, constituyen la frontera norte de la inmensa Vega del rio Genil.
Su máxima elevación es el pico del Morron con 1608 m.s.n.m., en cuya amplia cumbre plagada de antenas de telecomunicaciones, se encuentra un vértice geodésico al que no se puede acceder por estar ubicado entre vallas. Desde aquí, y mas concretamente desde el mirador de las antenas, tenemos unas vistas realmente espectaculares, que en un dia claro como este, podremos observar enclaves tan importantes como la omnipresente Sierra Nevada al este, las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama al sur, la Sierra de Loja y la Subbetica cordobesa con la Tiñosa levantándose orgullosa por el oeste y las Sierras sur de Jaen y Sierra Magina mirando al norte. Y cerrando el circulo Sierra Arana y la Sierra de Huetor. Justo delante la Gran Vega del Genil con Sierra Elvira levantándose altanera en mitad de la misma.

RUTA:
La ruta en si no tiene demasiada dificultad física, aunque en el aspecto técnico si nos encontraremos con tramos dificultosos de andar, bien sea porque caminamos sobre lapiaz kárstico, sobre todo en su cumbre, o bien sea porque nos encontraremos con senderos con mucha piedra suelta que nos hara tener que prestar mucha atención donde pisamos para no torcernos un tobillo.
Empezamos la andadura desde el pueblo de Alomartes, en la base de los pinares que veremos a la derecha viniendo desde Illora, frente a la gasolinera que hay a la entrada del pueblo y tomaremos un cortafuegos por el cual empezaremos a andar subiendo por una senda evidente y que gira a la izquierda a unos 300 metros siguiendo el sendero balizado con estaquillas, el cual no abandonaremos.
De esta manera iniciamos una larga subida, y que tras un zizagueo del sendero que hara mas llevadero el desnivel, llegaremos al collado del Cerro de los Santos y donde nos desviaremos de nuestra ruta principal para girar a la izquierda y visitar la apertura de la cueva de Los Santos y un poco mas arriba el Hoyo de la Bandera desde donde tendremos las primeras vistas de Alomartes y la Vega del Genil.
Volvemos al cruce de veredas y tomo la vereda que sale hacia el norte para visitar la Calera, edificación muy habitual en este tipo de sierras, para volver nuevamente al cruce de veredas. Este trayecto bien nos lo podemos ahorrar, si no tenemos interés en visitar la Calera.
En cualquier caso, una vez retomado el cruce de veredas, continuamos camino hacia el oeste, senda que nos llevara a la Cueva del Agua, donde haremos una nueva parada para tomar las fotos oportunas y visitar la cueva.
Seguimos camino en dirección oeste par poco mas adelante girar hacia la derecha donde de nuevo retomamos la subida, hasta llegar a un llano desde donde divisamos por primera vez las antenas situadas en la parte cimera del pico del Morron. Es aquí también donde, por primera vez, también veremos las grandes heridas en la roca que suponen las catas de las canteras de mármol, que se dispersan aquí y alla por todo lo ancho de la amplísima cumbre y antecumbre de esta sierra.
Poco mas adelante y en suave bajada llegaremos a la Hoya del Brezal, antesala de lo que será la subida al propio pico del Morron, ultima dificultad de desnivel del dia.
En la mitad de la Hoya, giramos en dirección oeste e iniciamos una evidente subida teniendo las antenas como referencia y buscando una vereda que, en fuerte ascenso nos llevara a las mismas por su ladera izquierda.
Una vez visitado el vértice geodésico, cercado por vallas, e incomodo por la presencia de tanta antena que afean el paisaje, me dirijo al mirador que hay junto a otra instalación de antenas y desde donde se disfrutan de unas magnificas vistas.
A lo lejos, en la misma planicie somital, vemos una caseta de vigilancia forestal y decido ir hacia allí. El trayecto es corto pero muy incomodo de andar pues caminamos sobre un Lapiaz kárstico y hay que prestar mucha atención donde ponemos los pies.
Por toda la cumbre vamos viendo las diferentes catas mineras de canteras que afean mucho el paisaje y dan una sensación de caos.
Una vez en la caseta las vistas son prodigiosas, Sierra Nevada, las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama, la Subbetica cordobesa, la Sierra sur de Jaen, Magina, Sierra Arana, y en el centro la Vega del Genil. Ha merecido la pena llegar hasta aquí.
Después de disfrutar de esto regreso por la pista que me trajo hasta aquí, pero poniendo ahora dirección a las antiguas canteras allí abiertas y a los enormes bloques de mármol beige que perimetran la misma. Es una cantera ya en desuso, abandonada, reducto de una intensa actividad que antaño se desarrollaba en esta zona. Es aquí también donde podemos observar, en varios bloques, lo que vulgarmente se conoce como FALSA AGATA, y que no es otra cosa que una caliza travertinica con un bandeado irregular producido por aportes arcillosos y oxido de hierro al mineral principal que es la Calcita. Estos aportes se añaden durante la disolución y posterior precipitación del carbonato cálcico por la acción del agua, sobre todo en ambientes donde suelen existir poblaciones mas o menos importantes de plantas, que favorecen este tipo de estructuras y aportes.
Dejamos a una lado la antigua cantera y continuamos descendiendo por la pista/ antigua carretera, hasta abandonarla a la altura de una curva a izquierdas donde giramos a la derecha para tomar una antigua vereda que desciende de manera brusca y que abandonaremos para girar a la derecha buscando el helipuerto. Desde aquí tomamos la pista que enseguida nos enseña la fuente de Ramos junto al cortijo del mismo nombre. Junto a esta existe una pequeña charca con mucha actividad de anfibios.
Seguimos esta pista hasta una bifurcación en la que tomaremos la de la izquierda y que mas tarde abandonamos, poco antes del Cerro de la Mesa, ala izquierda para tomar una senda que desciende hasta la Hoya de los Endrinos, que abandonamos por la izquierda por un sendero que baja de forma acusada. Este sendero gira en dirección sur y lo seguimos hasta encontrar una zona donde se han realizado trabasjos de deforestación controlada, encontrando pilas de troncos por doquier, y donde veremos una bifurcación de senderos. Tomaremos el de la izquierda que nos va a llevar a las inmediaciones del cortafuegos que en su parte baja tomamos para iniciar la ruta. Cruzamos este cortafuegos y desembocamos en el sendero por donde subimos en la mañana.
Ya desde aquí solo nos queda desandar el camino recorrido a primera hora para retornar al coche.
Bonita e interesante ruta por esta pequeña-gran sierra que espero podáis disfrutar.
Nos vemos en los montes.
NOTA:
La dificultad de cada ruta depende de factores tan distintos como la longitud de la misma, el desnivel positivo, el desnivel negativo, el estado del terreno que pisamos, la meteorología reinante en ese dia y sobre todo la condición física y psícologica con la que afrontemos la ruta. Por lo tanto la calificación de cada ruta es subjetiva y habrá de amoldarse a todos estos factores en particular.

1 comment

You can or this trail