Moving time  4 сата 22 минуте

Вријеме  4 сата 55 минуте

Број тачака  3488

Uploaded 23.06.2019.

Recorded јун 2019

-
-
432 m
-3 m
0
5,5
11
22,12 km

Погледана 114 пут(a), скинута са сервера 19 пут(a)

близу  Pontevedra, Galicia (España)

La Variante Espiritual es, como su propio nombre indica, una alternativa al itinerario por el que discurre el Camino Portugués. La Variante Espiritual del Camino Portugués se compone de tres etapas, que discurren a través de unos 73 kilómetros, y que sirven para conectar el Camino Portugués con la Ruta del Mar de Arousa y el Río Ulla.
En esta primera etapa, dejamos Pontevedra por el Puente de O Burgo y poco después en un edificio aparentemente poco interesantes de la Rúa da Santiña, una placa conmemorativa nos habla de un episodio histórico relacionado con el apóstol. Atención porque en el km 3 tenemos la bifurcación para tomar a la izquierda la Variante Espiritual. Si continuásemos recto seguiríamos por el recorrido oficial del Camino Portugués Central , que normalmente en tres etapas con final en Caldas de Reis y Padrón nos llevarían a Santiago. Nosotros giramos a la izquierda y en poco empezamos a subir hasta la Capela de San Paio. Pasado el lugar de Casal de Mendo entraremos al poco en un bonito tramo boscoso y hacia el km 8,2 llegamos a una rotonda que nos indica la dirección a seguir hacia el Monasterio do Poio que merece una visita detenida tanto de su interior, como de su exterior, con varios elementos interesantes, como son la Fuente da Traída da Auga, el magnífico hórreo (el más grande en superficie de toda Galicia) o si pasamos en la época, las magníficas alfombras de flores. Además, en el monasterio tienen un bonito sello para poner en la credencial. Las flechas nos llevan hacia A Seca, que a nuestro paso, debido a estar en fiestas presentaba el camino cortado en algunos tramos y tuvimos que tomar un camino alternativo para llegar al arenal de A Seca y al Parque da Memoria, km 10,6 por el que llegaríamos siguiendo la señalización oficial. Por la Praia de Padrón llegamos a Combarro, otro lugar que se merece que le dediquemos un buen rato. Considerado por muchos el pueblo más bonito de Galicia, callejear entre sus hórreos a pie de playa, sus casas de piedra, sus arcadas y sus cruceiros, es casi obligado. Además, es el sitio ideal para tomar algo y coger fuerzas de cara a la continua subida que nos viene a continuación durante los próximos 8 km aproximadamente. Las flechas apenas entrado al núcleo de la población nos sacan a la carretera para subir y comenzar el ascenso. Nosotros, sin embargo, como queda reflejado en el track, damos un poco más de vuelta para recorrer la parte más interesante de la población y salir a la Plaza del Peirao da Chusa donde encontramos diversos bares. Tomamos la calle que sube hasta la carretera principal que cruza el pueblo, giramos a la derecha, y pasado el semáforo encontramos el lugar por el que debemos cruzar la carretera y comenzar a subir por la parte alta de la población. Pequeñas y continuadas rampas nos llevan a pasar por el lugar a A Armada, pasar por un cruceiro y acabar en la aldea de Vilar. Giraremos por una pista asfaltada a la izquierda y desde allí, subiendo acabaremos en un magnífico mirador en el que encontramos también un plafón informativo de la Variante Espiritual que estamos recorridendo, km 16. Apenas 400 metros más adelante, atención, porque debemos dejar el asfalto y tomar la pista que gira a la izquierda. Durante unos kilómetros vamos a proceder por esta agradable pista en el bosque en un tramo donde reina la tranquilidad y el silencio. Llegaremos a un punto donde la pista continua en ligera subida y otra pista baja, tomando esta última, bien señalizada pero donde hay que estar atentos. La pista se convierte en un sendero más estrecho en un bosque más cerrado, a tramos bastante pedregoso y con bastante vegetación cerrada, que acaba desembocando, ya en Armenteira, a una carretera que seguimos durante pocos metros a la derecha. Allí las flechas nos invitan a tomar un PR en bajada que nos lleva a la misma entrada del remanso de paz que es el Monasteiro de Armenteira. Nuestra etapa, a menos que nos quedemos en la hospedería del Monasterio, no acaba ahí, puesto que aún deberemos llegar al bonito y nuevo albergue de Armenteira al que llegamos siguiendo un camino paralelo al río Armenteira que nos lleva a la carretera. Subiendo un poco a la derecha vemos el albergue, que desde el exterior parece un chalet y al que se accede por la parte trasera.
Albergue céntrico y funcional en pleno centro de Pontevedra, delante de la Basílica de Santa María A Maior.
Lugar en el que según la tradición fue atendido El Apóstol y se le ofrecieron los primeros frutos del año.
En este lugar tenemos la bifurcación del Camino Portugués Central o de la Variante Espiritual, que es la que tomamos nosotros.
En el monasterio mercedario de San Juan de Poio destaca la iglesia construida en el siglo XVII y que refleja el gusto por la conjugación de formas clasicistas y barrocas. En su interior existe un bello retablo del siglo XVIII, de estilo churrigueresco, y en la nave izquierda está el sepulcro de Santa Trahamunda (muy venerada en el municipio) También es destacable el claustro de las procesiones (siglo XVI), con una fuente barroca y una original escalera. Y el claustro del cruceiro (siglo XVIII) con su impresionante mosaico del Camino de Santiago de 200 m2. de longitud. También cabe destacar su biblioteca, el museo de mosaicos, la "Escola de Canteiros" o la sede de los cursos de la Universidad de Verano. En la actualidad está dedicado el convento a hospedería turística regida por los monjes. Junto al monasterio nos encontramos con la sorpresa de poder ver el mayor hórreo de Galicia en cuanto a superficie (el más largo es el hórreo de Carnota ) con una superficie total de 123,13 m2. El hórreo de Poio es de finales del siglo XVIII y tiene un largo de 33,46 metros y un ancho de 3,368 m para un total de 123,13 m2
Si cuando estamos en camino coincide con el Corpus, vamos a poder observar las bonitas alfombras florales.
Combarro es considerado por muchos el pueblo más bonito de Galicia, y es que el casco antiguo de Combarro, declarado Bien de Interés Cultural, constituye una muestra representativa de tres elementos arquitectónicos tradicionales de Galicia: los hórreos, las casas marineras y los cruceros. En la plaza de San Roque encontramos el edificio de la biblioteca, del siglo XVIII, y dos de los cruceros de la localidad. Los cruceros de Combarro, situados normalmente en plazas o cruces de calles, cuentan con una peculiaridad: la figura de la Virgen suele mirar siempre al mar y la del Cristo hacia tierra. Siguiendo por la calle de San Roque se accede a la calle A Rúa, donde se encuentran las tradicionales casas marineras, de estrechos soportales y balcones construidos en piedra o en madera, según fuera la economía del propietario. Para ver los emblemáticos hórreos puede dirigirse a la zona costera: es ahí donde se ubica una treintena de los cerca de 60 que se conservan en Combarro. Servían para almacenar alimentos y la mayoría datan de los siglos XVIII y XIX. Al Peirao, el antiguo puerto de pescadores, se puede llegar caminando por las calles de la localidad, o bien, cruzando la playa de Padrón cuando la marea está baja.
En este punto tomamos la pista que desciende
Dejamos la carretera y tomamos el sendero PR que baja a la izquierda
En las laderas del monte Castrove, en el ayuntamiento de Meis, en Pontevedra, se alza el majestuoso monasterio de Armenteira, un gran edificio de piedra de gran belleza y de una sobresaliente calidad arquitectónica. Situado en pleno valle, data del siglo XII, cuando fue fundado por el abad Ero. Actualmente, Armenteira se encuentra habitado por una comunidad de monjas cistercienses, que continúan con su vida monástica en plena naturaleza. Según la leyenda, Ero fundó este monasterio dedicado a la Virgen María con la finalidad de tener un espacio donde dedicarse a la oración y a la penitencia. En uno de sus muchos paseos por el precioso entorno natural, el abad quedó prendado por el canto de un pajarillo silvestre. Tanto que, cuando volvió a tener conciencia y regresó al monasterio, lo encontró lleno de monjes y mucho más reformado que cuando lo vio por última vez. Hoy en día, uno sigue teniendo la misma sensación de paz que, en su día, sintió Ero, que se quedó dormido y despertó trescientos años después. Del monasterio inicial nos queda la iglesia, sencilla y bella al mismo tiempo. Sin lugar a dudas, lo más llamativo es su cúpula de influencia mudéjar, que la convierte en única en toda Galicia. La nave central termina en un gran rosetón de calados geométricos florados, que proporciona un precioso juego de luces y sombras en el interior del edificio. Destaca, además, su portada románica con arquivoltas. A pesar de la austeridad en la construcción del edificio, que simboliza la humildad del monje Ero y de los demás clérigos, el monasterio de Armenteira es considerado uno de los grandes monumentos de Pontevedra gracias a sus tesoros arquitectónicos.

Коментари

    You can or this trail