Преузми

Дужина

45,62 km

Акум. висина

932 m

Степен тешкоће

Средње

низбрдо

932 m

Max elevation

1.071 m

Trailrank

32

Min elevation

520 m

Trail type

Loop
  • Слика од La Nava, Fuete Fría, Fuente del sino, Puente califal, Carcabuey
  • Слика од La Nava, Fuete Fría, Fuente del sino, Puente califal, Carcabuey
  • Слика од La Nava, Fuete Fría, Fuente del sino, Puente califal, Carcabuey
  • Слика од La Nava, Fuete Fría, Fuente del sino, Puente califal, Carcabuey
  • Слика од La Nava, Fuete Fría, Fuente del sino, Puente califal, Carcabuey
  • Слика од La Nava, Fuete Fría, Fuente del sino, Puente califal, Carcabuey

Вријеме

4 сата 45 минуте

Број тачака

10136

Uploaded

21. септембар 2020.

Recorded

септембар 2020
Be the first to clap
Подијели
-
-
1.071 m
520 m
45,62 km

Погледана 53 пут(a), скинута са сервера 1 пут(a)

близу Carcabuey, Andalucía (España)

Desde Carcabuey, un pueblo típico de la subbética cordobesa en cuanto a su fisonomía y entorno natural propongo esta circular que viene a suavizar la más sufrida y agreste que publiqué en marzo. El empeño es conocer su patrimonio, realidad y, como no, los espacios serranos que esconden los macizos de Lobatejo, Cabra y Alcaide, tan sorprendentes, complejos y bonitos en esta zona del Parque Natural. Una pequeña muestra de cómo son las Subbéticas en conjunto. Os recomiendo dejar tiempo para ver la oferta patrimonial del pueblo, en especial su iglesia y las ruinas del castillo/ermita. El vídeo insertado, aunque pertenece a la ruta recia, en su mayor parte coincide con ésta y, además, con las fotos y su banderola hay otro específico de la Vereda Marchaniega.

Significar que esta ruta la realizo con compañeros de Pedalea con Nosotros y que tiene carácter solidario. No sólo se aborda con la intención de pasar una jornada divertida de convivencia, pedaleo y conocimiento de nuevos sitios sino que, también, tras los postres hemos recaudado fondos para la asociación NEN que financia varios proyectos de investigación sobre el neuroblastoma, uno de los cánceres infantiles más complejos. Deporte, cultura y solidaridad juntos.

Ahora una pequeña síntesis para añadir interés a la ruta. Estamos ante un medio físico y un paisaje cautivador de enormes y blancos roquedos y, en medio, extensas llanuras de pastos. Declarado parque natural en 1988 aglutina, entre el valle del Guadalquivir al Norte y el sistema Penibético al Sur, un grupo de sierras entre pasillos naturales, como el de Carcabuey. Dolomías, margas y, sobre todo calizas, son los tipos de roca comunes que se han formado en el tiempo desde que el mar inundaba estas tierras, de ahí tantos fósiles marinos acá. Después la erosión de esos materiales kársticos ha dejado el relieve intrincado del que hoy goza con tanta profusión de dolinas, fallas, pliegues, cuevas, etc…, tan propio de estas montañas. En altura nacen y circulan arroyos que forman los cursos principales que fluyen, bien al Genil o, en la otra vertiente, al Guadajoz más, el agua que se filtra aflora bajo la montaña en forma de manantiales que abundan en toda la comarca. Encinas, quejigos, arces, acebuches, matorral, entre otros, es la vegetación tipo dominante que da refugio a una abundante fauna. A destacar el gran número de rapaces y la importante población de buitre leonado que es frecuente ver sobrevolar a la cabaña de ganado que pastorea las Subbéticas. Un marco de lujo para el mtb.

En cuanto a historia, el territorio de Carcabuey tiene un vasto pasado desde el preinicio del Neolítico con asentamientos varios, incluso en el cerro del castillo. Si de época íbera se sabe poco es en la romana cuando alcanza su esplendor con la concesión de Ius Latii a Ipolcobulcula, la actual Carcabuey, sita en el cerro y por debajo aunque no se ha excavado ese enclave romano. Hay hallazgos, muchos testimonios epigráficos y villas como la del Ruedo (Almedinilla) que pudo estar en su circunscripción, mucho más amplia que la actual. El periodo musulmán trajo la construcción del castillo en el IX que, tras conquista castellana en el XIII se reconstruyó bajo sus cánones de hoy aunque, en tierras de frontera con el reino de Granada sufrió, como la población, los avatares de las incursiones islámicas. Bajo el Marquesado de los Medinaceli en Priego esta villa vivió al calor del interés de ese Ducado en la zona y del esplendor artístico del barroco cordobés del XVI que deja acá la construcción de la iglesia de San Marcos. La ermita de la fortaleza es del XVIII y está dedicada a su patrona, la Virgen del Castillo. Tendremos ocasión de verlos tranquilos y sosegados después de comer.

Pues sin dilación comenzamos con el empeño. Principia la ruta por la CO-7209 y un corto carril a su vera que enfrenta a la entrada del vial de acceso al nacimiento de agua del Palancar que es una coqueta área de recreo en la que la vegetación se adueña del entorno. Acá nace, como surgencia, la fuente del Palancar que antaño fue abrevadero de animales en trashumancia. Conviene saber que la comarca está cruzada por importantes vías pecuarias. Algunas las transitaremos.

Llegados al cruce de la A-339, que hay que acometer con precaución, enfrente discurre la pista del cortijo del Navazuelo. Ella conduce (6 kms y 400 m de desnivel) al puerto del Navazuelo (1015 m). Es una subida armónica, en zigzag, rodando entre las laderas de la sierra del Pepitre y Cabra. Cerca del collado el roquedo y la encina releva el paisaje de olivar. Una banda de buitres planea la entrada del altiplano oteando un horizonte de calares y prados. Ahí el ganado pasta libre y, quizás… hay motivo a que estén prestos para carroñear. A partir de acá hay cancelas que no impiden el paso pero que hay que dejar como las encontremos.

Estamos en el cortijo ganadero del Navazuelo que tiene una bella fuente/abrevadero de la que el dueño nos aconseja no beber, tenedlo en cuenta aunque la siguiente está cerca. De él cruzamos para acceder al plano de la Virgen o de la Nava donde nace el río Bailón. Es zona de humedales que en tiempos de mucha lluvia se extienden sobre el altiplano, ahora a final de verano el tono pajizo domina el plano y el arroyo está seco. Descendemos hacia la gran explotación de la Nava y, con la ermita de la Virgen de la Sierra en el picacho de Cabra enfrente, enfilo la extensa planicie donde, a nuestra izquierda, debía circular el Bailón. Acá hallamos el inicio de la vereda Marchaniega, vía trashumante que desde el valle del Guadajoz, por Zuheros, antaño traía el ganado a los pastos que ahora surcamos.

La seguimos en gran parte bordeando el Lobatejo y la sierra de Cabra. Es un sector bello pero recio, agotador si no ahorramos fuerzas, con sube/bajas cortos e intensos y un piso irregular de piedra y roca saliente que, ahora, he encontrado mucho más roto que en la primavera. Es la Subbética. Pasado fuente fría y tras las ruinas del cortijo Moreno, junto a la fuente de la Zarza hacemos un enlace, precioso, dirección prados del Espino y la casa del Canalizo u Hoya de la Osa, una explotación con más de 1000 cabezas de hermosas cabras de raza malagueña. En ese tramo destacar las vistas a Luque. En breve rodamos por el antiguo camino de montaña de ese pueblo a Carcabuey en un descenso pistero largo arroyo del Valle abajo con algún stop de interés para ver Sierra Nevada, ganado bravo en las Hoyas y los imponentes roquedos y buitreras del Tajo del Castillo.

Poco antes de la A-339 giramos a derecha por los Bermejales y tras cruzar la carretera iremos hacia el puente califal sobre el río Palancar, un hito de interés cultural. Es de mediados del siglo X con gran reforma en el XVI. Hoy está reciente su restauración última. Por el carril que asciende el valle salimos a la CO-7209 que, antes nos vio partir y ahora nos planta en el mesón la Ronda donde Rafa, su dueño, tenía dispuesto un suculento menú, tres b, con el que bien reponer fuerzas, siempre cumpliendo la normativa pos covid, tras esta espectacular ruta.

RESUMEN: Proyecto que nos permite conocer la singular y bella paisajística que nos ofrecen las Sierras Subbéticas. Prados y valles de media montaña con profusión de agua y ganado, fauna, encinares, calares y roquedos impresionantes más el interés de visitar el patrimonio monumental de sus pueblos, en este caso Carcabuey. De cierta dureza en el plano físico y menos en el técnico aunque hay tramos de la vereda Marchaniega con peligro. Cuidado también en el doble cruce de la A-339. Puntos de aguada recogidos en las banderolas del track. Primavera es la estación recomendada y en época de calor evitar las horas de mayor canícula.

Коментари

    You can or this trail